¡Ay, amor divino!

¡Ay, amor divino!

Una clase de actuación, de esas donde lo simple se vuelve poderoso. Un recorrido construido por historias profundamente simples y humanas, en el que el espectador siente que atraviesa junto a ella edades, paisajes, momentos históricos y cientos de emociones que la actriz dibuja con una magia transparente.

Es un viaje por situaciones preciosas y particulares, en las que uno puede sentirse reconocido y ser parte de una ceremonia de amor a la vida, concebida con muchísimo humor y una singular entrega.


Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración