Besos de fuego

Algunos besos solo pueden ser la introducción al peor infierno que se puede vivir y más aún cuando eres mujer y estás viviendo en una sociedad diseñada para que las féminas sean un complemento.

Sarahí interpretada por Clairet Hernández, llega al límite de lo que puede soportar cuando se da cuenta que el único hombre que le ha regalado un verdadero orgasmo la abandona, así que lo secuestra y lo obliga a callar para que escuche todo lo que una mujer jamás se atrevería decir a hombre y mucho menos a sí misma.


Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración