Todo lo que necesitas para ir al teatro

El hambre. Se ama como se come

El hambre. Se ama como se come

El hambre. Se ama como se come es un delicado y atrevido experimento dramatúrgico, en el que la línea de pensamiento se mezcla con el diálogo, desafiando a actores y director a la hora de lograr una puesta ágil y fácil de comprender. Renato Gabrielli entrelaza en su propuesta diversos planos: la seducción y el cortejo, en el clásico triángulo amoroso “él, ella y el otro”, y el plano de
la pertenencia política, entendida como una aficción partidista algo obtusa. El texto de Gabrielli ironiza sobre la difusa costumbre de los aperitivos milaneses a la vez que trae inspiración de un truculento caso real. El autor lo utiliza como excusa para hablar de la rebeldía y la subversión, de los modos de vida alternativos y hacer gala de un magnifico
humor negro y una sagaz sátira.

Sinopsis

Un bar. Tres personajes. ¿O no? Un Encuentro entre dos desconocidos que se citan en una tarde de agosto más caluroso de la historia. Un hombre y una mujer de extrema izquierda. Al principio casi podría parecer un encuentro ordinario, y sin embargo, no. Entre ilusión, realidad, el calor, cócteles y aperitivos de la casa, vamos introduciéndonos en la mente y el cuerpo de nuestros héroes al frenético compás de sus palabras y de sus pensamientos, descubriendo que no se trata de un encuentro romántico. O no en el sentido más común de la palabra. Ella le confesará a él conocer su pasión más íntima y perversa. Una pasión secreta, inconfesable, inadmisible, innombrable, inaceptable… Y al mismo tiempo atrevida, admirable y más allá del sistema, que fagocita el sistema desde adentro, que se lo come, que come, que nos come. ¿Será ella finalmente su cómplice o su víctima?

Fotos

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración