Érica Rivas: Matáte, amor

Érica Rivas: Matáte, amor

Matáte, amor es ese personaje, esa mujer de la que dicen que su femineidad está alterada en su manera de desear, de romperse el cuerpo, de arrojarse sucia, de tomar un fusil, de no tener piedad con nadie, sobre todo con ella misma.

Sinopsis

Pero querer sodomizar al marido o abandonar al hijo, ¿qué es para una mujer–cazador que intenta salvarse de no ser nada, que intenta dar con su verdadera lengua? ¿A dónde mira? ¿A dónde entra cuando va al bosque? ¿Qué está diciendo en otro idioma?

La novela de Ariana Harwicz nos atrapó desde un inicio. Esa mujer salvaje, a punto de convertirse en escritora nos llamaba desde el bosque, su aullido nos sacó del letargo y la necesidad de trabajar juntas, la de plasmar nuestra amistad en una obra de arte que se pregunte sobre nuestro amor por la actuación, por el trabajo de las mujeres en este mundo, por la extranjería, las formas del deseo, la maternidad. La novela de Ariana nos abrió a un bosque lleno de posibles caminos que nos pierden y nos encuentran, siempre caminos interesantes y divertidos donde la risa no falta, la sensación de abrazarnos con su confesión y llegar a nosotras para mitigar el miedo, para ser valiente, para ir contra todo, para poder seguir siendo mujeres deseantes.


Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración