Todo lo que necesitas para ir al teatro

Fiesta galdosiana de Todos los Santos

Fiesta galdosiana de Todos los Santos

En Fiesta galdosiana de Todos los Santos se utilizan como excusa y como nexo de unión la nocturnidad y necrofilia de la noche de difuntos y esos tiempos de incertidumbre y negritud, y se toman como nexo de unión la figura del propio autor, se hilan dos narraciones entrelazadas, tomando también como elemento unificador la apasionada melomanía del escritor, su conocimiento de la música sinfónica y la ópera y su gusto musical.

Sinopsis

Es, pues, este, un friso musical en el que se entremezclan las músicas de su tiempo y sus aficiones sonoras con referentes musicales de las temáticas otoñales y mortuorias de las que hablan los dos relatos para construir un discurso sonoro en el que las voces del autor y los personajes sean parte de esa compleja partitura musical y narrativa con la que desarrolla su relato.

Un piano en directo y un arpa, con los que se mezclan músicas de otros lugares y otros tiempos, además de los sonidos de ese naturalismo urbano y rural que se cruzan en las dos narraciones, darán unidad a toda la dramatización, en un coro de voces, con tres hombres y tres mujeres que sobrevuelan la niebla de las dos historias y pasan de la sordidez de las tabernas a la paz de los cementerios, en una peripecia compleja que a veces se detiene para dar la voz al autor, al literato, a su estilo descriptivo y envolvente que construye y relata mundos al detalle, de modo que nos permite tocar, oler y sentir espacios y situaciones.

La edad, las edades, la decrepitud y la juventud, la realidad y el deseo, la concreción del naturalismo literario y el vuelo del simbolismo poético convivirán y se alimentarán en un juego escénico y sonoro que permita al espectador conocer una faceta quizás menos conocida de Pérez Galdós, la del necrófilo irónico, la del melómano literario y la del místico que baja al fango de la realidad.


Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración