Todo lo que necesitas para ir al teatro

Las palabras y la cosa

Las palabras y la cosa

Un día en Nueva York, Luis Buñuel y Jean-Claude Carrière apostaron a ver cuál de los dos sabía más sinónimos de la palabra “polla”.

De aquel juego imaginativo salió este glosario de palabras gruesas para paladares finos, no apto para mojigatos. En escena, descubrimos la curiosa relación entre un viejo filólogo y una joven dobladora de películas porno.


Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración