Todo lo que necesitas para ir al teatro

El león y la domadora

El león y la domadora ilustra la dimensión trágica y a la vez irrisoria de la condición humana en nuestros días, donde el teatro aparece como una tierra de asilo y un último lugar de la ilusión, y la carpa del circo como la posibilidad de una ciudad refugio.

SINOPSIS

La obra explora la farsa como género. La humanización del personaje del León sitúa la obra dentro de esa órbita. León y Domadora son caracteres antagónicos, tienen puntos de vista disímiles sobre su presente y sus posibilidades de futuro y, más aún, son notoriamente diferentes en temperamento, carácter y lenguaje. A ratos uno se pregunta quién es la fiera: ¿el ser humano o el animal? Los roles se intercambian. Ellos son también, de varias maneras, una pareja unida tanto por su profesión como por una estrecha relación de amor-odio.

Cargada de sentimientos, miedos y esperanzas, la obra aborda el problema del exilio. La duda entre quedarse y partir. El temor a lo desconocido. La desesperanza de haber llegado demasiado tarde a un mundo que irremediablemente nunca será del todo del emigrante.


Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración