Todo lo que necesitas para ir al teatro

Manténgase a la espera

Manténgase a la espera

Una pareja con los papeles cambiados. Una pareja que coincide en todo, salvo en un “pequeño” tema. Una pareja que estaba a punto de cenar. Una cucaracha, un ataque de hipo, el Rapid. Una pareja con un solo objetivo y un teléfono.

Manténgase a la espera… es el producto de la experiencia, de la impotencia y de la constatación de una realidad desesperante: hay retos que están al alcance de muy pocos.


Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración