Todo lo que necesitas para ir al teatro

Yo. Laura Palmer

Yo. Laura Palmer

Yo. Laura Palmer. Un leño, una peluca y un micrófono de Laura Morales es una pieza para una intérprete que danza y canta.

Sinopsis

Cuando era pequeña sufrí del síndrome al miedo a ser secuestrada – creo que porque en mi casa se veía ¿Quién sabe dónde?, presentado por Paco Lobatón, donde cada día contaban historias horribles de chicas que desaparecían- y estuve varios años sin salir sola de casa.

Una noche en esa misma televisión salió el caso de Laura Palmer, la chica que apareció flotando en la orilla del río de su pueblo Twin Peaks. Yo había veraneado siempre en un pueblo, y pensé que yo, Laura Morales, podría haber sido Laura Palmer, aunque en vez de aparecer en un río, sería en la orilla casi seca de la ribera y que me hubieran encontrado en un estado muy deteriorado y maloliente, ya que casi siempre está seca porque llueve muy poco. Obligué así a mi madre, cuál madre de Perséfone, a despedirse de mí para ir a esconderme en un lugar donde jamás nadie me encontrara y así cuidarme de sufrir algo parecido.

Tras semanas escondida, una mujer de pelo muy largo se presentó y me dijo: “La muerte apareció primero a través de la boca de la mujer, a través de la boca de la mujer la vida es restaurada”… ¡Era María Magdalena ! Se me había parecido cubierta sólo de su largo y profundo cabello para alentarme a salir y luchar por mi vida, vencer el miedo a ser devorada por fuerzas tecnópatras y violentas; y armar una Milicia que acabara con ese mal. La Milicia Baubo se llamaba, capaz a través de risas a carcajadas eliminaba el deseo a destruir, hacer el mal y, por supuesto, secuestrar a ninguna mujer.

En esta pieza, Laura Palmer será la narradora de mis miedos a ser secuestrada, a morir, a tener enfermedades: al miedo en general. Y traerá con sus canciones, cuadros, citas, escenas… a todas las mujeres, brujas, diosas que me iluminan en este rito de salvación y celebración.

Reiré con mi vulva, bailaré con un pelo tan largo que me hará desaparecer dentro, traeré de nuevo a las Brujas y borraré el miedo con el hechizo mágico que borra las mentes y ensalza las Vulvas. Cantaré “Tetazo en la cara” como himno de poder de la mujer que no teme. “La invasión de las bolas rodantes del desierto” como ungüento despertador de almas dormidas y “Fuego camina conmigo” con marcha de tambores hacia el final de exaltación, risas y poder. Seré Bruja, Diosa y Laura Palmer. Te hipnotizaré con el poder de mis labios y sucumbiré tu mente de mierda.

Cautivaré al brujo predicador del futuro tridimensional y lo destruiré con cánticos que nos devolverán el poder y la abundancia. Bailaré la danza liberadora de la mujer sin miedo, casi una alucinación verídica de juego y perversión.

Tengo un leño, una peluca y un micrófono. Y el poder de mis manos, los huesos de mis pies, el cartílago de mis orejas y mis ojos negros, los que te harán quererme.


Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración