Bacanal. El Circo de los Horrores: Una noche mágica llena de circo y erotismo

Bacanal. El Circo de los Horrores → IFEMA - Feria de Madrid
12/03/2022

Bacanal es el nuevo espectáculo del “Circo de los Horrores”, una creación de Suso Silva como los otros cuatro: “El Origen”, “Cabaré maldito”, “Manicomio” i “Apocalipsis”. A Suso Silva le concedieron “El Premio Nacional de Circo 2003” porque ha revolucionado el circo con nuevas formas, mezclando géneros y disciplinas e introduciendo temas absolutamente alejados del circo clásico.

Con este espectáculo, Silva presenta una orgía descarada para todos los sentidos, una apuesta atrevida, valiente y provocadora entre circo y cabaré, un canto al pecado capitaneado por Lucifer. Es una fusión de una espectacular puesta en escena en forma de castillo encantado con misterio detrás de cada puerta, bailes de una gran sensualidad y números de circo de primer nivel. La iluminación ayuda a crear una atmósfera misteriosa.

La construcción del espectáculo es perfecta alternando los números de circo, las canciones y la participación directa del público estimulada y dirigida por el maestro de ceremonias que no es otro que Suso Silva que de manera provocadora los incita a hablar y a reír del sexo, que es la más sana de las risas.

A pesar de que en algún momento me ha recordado el ¿Cómo están ustedes? Y que algunas bromas rozan la vulgaridad, el Maligno tiene la habilidad de incorporar al público el cual de manera espontánea responde abiertamente a sus provocaciones. En algún momento el celebrante nos ofrece algún monólogo divertido que introduce una crítica social pero siempre juega con la perversidad y la sexualidad poniendo al público contra las cuerdas.

Quiero destacar algunos números extraordinarios como el de “exotic pole”, combinación de equilibrio, flexibilidad, elegancia y sensualidad, el dúo de acrobacias en tierra con múltiples saltos mortales, el contorsionista o el de las cintas aéreas todos ellos de una perfección extrema. Pero el más diferente, impactante y sorprendente es el dúo de dos hombres, uno de los cuales parapléjico, que con medio cuerpo realiza unas increíbles y arriesgadas acrobacias. Éste último levantó al público de sus asientos.

Si vais os recomiendo que os pongáis en las primeras filas para poder participar activamente en el espectáculo. Si no sois tan atrevidos, esconderos arriba del todo aunque no estaréis a salvo ya que os pueden dirigir un foco de luz y haceros preguntas comprometidas o bromas a costa de vuestra vida sexual.

← Volver a Bacanal. El Circo de los Horrores