El gato montés

24/11/2017

Trabajazo sólido.

En el Teatro de la Zarzuela han vuelto a acertar rescatando este montaje para celebrar el centenario del estreno de esta obra, “El gato montés”, una “Ópera popular” según la definió el maestro Penella. Gitanas, toreros, bandoleros, tragedia, amores y muerte reunidos en esta partitura asombrosa y riquísima con algunos de los momentos más conocidos y reconocidos de la lírica española.

José Carlos Plaza dirige este espectáculo y lo impregna de sabiduría y de solidez escénica. Quizá peque de estatismo el primer acto y de una estética algo añeja el segundo, pero en general cumple perfectamente las expectativas. Se nota que Plaza se las sabe todas y que es un maestro de los escenarios. Aunque la escenografía no sea el mayor acierto, especialmente el espejo del acto segundo, el montaje es sólido y de muy alta calidad. Obviamente por el altísimo nivel que le otorga José Carlos Plaza y por el inmenso talento de los intérpretes. Milagros Martín fabulosa como siempre, Alejandro Roy con su gran voz luciéndose con su Rafaeliyo, César San Martín fabuloso como el Gato y la diosa Carmen Solís que vuelve a demostrar que la mejor arma para subirse a un escenario y ponerse a cantar es saber qué quieres contar y a dónde quieres llevar a tu personaje. En definitiva, SER  ACTRIZ. Y si encima tienes la voz asombrosamente bella y fácil de Carmen Solís… lo más difícil está hecho. Ver trabajar con esa solidez y esa facilidad es vibrante.

Un espectáculo algo anticuado estéticamente pero con el peso de los trabajos sólidos y tremendamente profesionales.

 

Si pinchas AQUÍ podrás leer el comentario extenso que he escrito en mi blog DESDEELPATIO.


Todo lo que necesitas para ir al teatro

El gato montés

El gato montés