El viento es salvaje: Tragedia y comedia, inseparables

El viento es salvaje
2/05/2022

Esta obra recupera a Freda y Medea de la antigua Grecia para hacer una historia de nuestro tiempo al más puro estilo de una tragedia griega. A pesar del carácter dramático de la obra, la comedia no abandona ninguna de las escenas, haciendo despertar carcajadas sin parar al público.

Ana López, directora y dramaturga de la obra, invita a una reflexión sobre la suerte y la culpa mediante la vida de estas dos amigas que son como hermanas. La representación es una parodia de la propia vida, versionando canciones y dejando de manera evidente las brillantes voces de las cuatro actrices. El texto de Pastor es un brillante homenaje a la tragedia griega y  al carnaval de Cádiz que de forma sutil se cuela en las escenas musicales. La música marcaba el ritmo de la historia dándole un toque sarcástico a toda la trama.

La representación sin duda hace justicia a los numerosos premios que tiene la dramaturgia. Al finalizar la obra los aplausos no cabían en la sala de la Cuarta Pared en algún rincón de Embajadores.

← Volver a El viento es salvaje