Todo lo que necesitas para ir al teatro

Espacio disponible: Una sonrisa de satisfacción que no tiene precio.

Espacio disponible
2/08/2017

Vivimos en un mundo de posesión y pertenencia en el que la adscripción a siglas, ideas o territorios nos sumerge en mares de aguas tranquilas y mareas predecibles. Siempre nos han gustado los personajes que con la elegancia de la discreción alimentan sus hechos diferenciales que los identifican y redimen frente a las masas utilitaristas y gregarias.Nos encontramos ante una historia de amor, tópico y convencional, en la que sus dos protagonistas confluyen sin anularse desde sus posiciones vitales y estéticas. Hablamos de dos jubilados que, ante la propuesta de un cambio en su espacio, han de replantearse muchos presupuestos. El tiempo ha transcurrido y su universo de firmezas inamovibles ya no es tal. Tras una adecuada digestión de los momentos de crisis ha de surgir la síntesis de horizontes nuevos.
Celia Nadal y Javier Manzanero dan vida a este matrimonio ligado por la vida y la cotidianidad. Y lo hacen desde unos registros tan eficaces que en unos minutos tienen al público en el bolsillo, aunque quizás sea Javier el que se mueve más en la cuerda floja, deslizándose en algún momento por el sendero de la sobreactuación. Pero es algo puntual que sabe reconducir a través de verbo y gracia.
No hay melodrama en esta sencilla historia, pero sí mucho amor, hermoso y cómplice, que ennoblece el camino recorrido y potencia la enriquecedora visión de aquellos seres que la sociedad aparta con dolorosa indolencia.Es una metáfora global sobre el espacio como identidad.  Palmira y Jenaro viajan desde su residencia, húmeda y limitada, tras el rechazo de la opción propuesta por su hijo, hasta su espacio espiritual soñado, con mensajes positivos y solidarios.  Continuar leyendo en … TRAGYCOM

← Volver a Espacio disponible