Falsestuff. La muerte de las musas: Morir por exceso

Falsestuff. La muerte de las musas → Teatro Valle Inclán (Centro Dramático Nacional)
30/04/2022

Lo más interesante de Nao Albet y Marcel Borràs es la libertad que tienen para crear y el imaginario -a veces más cinematográfico que teatral- que desarrollan en sus espectáculos. Nunca sabes por donde te saldrán ni cómo acabarán una escena determinada. Acostumbran a probar nuevos mecanismos teatrales, hacen autocrítica -magnífica la escena del coloquio postfunción- e incluso juegan con el texto del programa de mano. De hecho, el juego es lo más importante, y esto se nota, se percibe…

Ahora bien, tanto riesgo y tanta creatividad desatada comporta en ocasiones algunos problemas. Lo más destacable de Falsestuff es el exceso, tanto de duración como de alargamiento de una idea a priori muy original. Pero habría otro, relacionado con una dramaturgia desordenada que no ayuda a la pieza y que se pierde en divagaciones innecesarias.

El día en que estos dos jóvenes actores, directores y autores encuentren el encaje justo entre dramaturgia y propuesta escénica no habrá quién los pare. De momento, sólo nos queda aplaudir una obra imperfecta pero arriesgada, una obra que repele y atrae a partes iguales, que entusiasma pero que también agota… Eso sí, pocos creadores de aquí se atreven a tanto… y esto siempre es de agradecer.

← Volver a Falsestuff. La muerte de las musas