Todo lo que necesitas para ir al teatro

Flashdance, el musical: Querer es poder… ¡bailar!

Flashdance, el musical
30/01/2020

“La vida no es difícil; somos nosotros los que la complicamos”.

Es una de las enseñanzas que la protagonista de Flashdance, el musical recibe de un personaje muy cercano a ella. A veces, en vez de arriesgarnos para conseguir alcanzar (o, al menos, intentarlo) nuestros sueños, pensamos en todo aquello que podría salir mal y que lo único que consigue es paralizarnos. Es la postura que toma Alex Owens, una joven soldadora de día y bailarina exótica de noche.

El sueño de Alex es acceder a la academia de baile más prestigioso de la ciudad de Pittsburg y convertirse en bailarina profesional. Pero sus miedos pesan más que su talento y, a pesar de bailar noche y día, no se ve capaz de alcanzar su meta.

Todo cambia cuando decide rellenar el formulario de acceso con la ayuda de sus amigas y compañeras del local nocturno.

Si la película de los ’80 ya nos hizo disfrutar de la música, las coreografías y esta historia de superación, volver a hacerlo ahora es, sin duda, el plan perfecto.

En este musical todo está cuidado hasta el mínimo detalle.

La escenografía combina a la perfección el ambiente industrial con el mundo de las salas de baile y la sordidez de los locales nocturnos. Las transiciones de unos espacios a otros son muy fluidas, con atractivos juegos de luces e, incluso, de pirotecnia.

La música en directo es de una grandísima calidad. Destacan varios solos de instrumentos, como uno de violín que te dejan con la boca abierta. ¿Y quién no conoce éxitos como “What a feeling”, “Maniac” o “I love Rock ‘n’ Roll”?

La profesionalidad de los bailarines, dirigidos por Vicky Gómez, es asombrosa y las voces de cada uno de los miembros del elenco son impresionantes.

De todo ello, destaca el trabajo interpretativo de Amanda Diagón, la protagonista Alex Owens, tanto por su excelencia como por la fuerza con la que ejecuta cada una de las coreografías. Pero también por su voz, que emociona y anima a partes iguales.

Música ochentera, amor, superación y coreografías pegadizas que te invitan a bailar en la butaca. Flashdance, el musical convierte al Teatro Nuevo Apolo en una auténtica pista de baile.

Si estás dispuesto a dejarte atrapar por la esencia y el espíritu de los ’80, este es tu musical. ¿Preparados? ¿Listos? ¡A bailar!

← Volver a Flashdance, el musical