Gran Hotel de las Reinas: Espectáculo y necesaria visibilidad

Gran Hotel de las Reinas
24/07/2022

En los últimos años, gracias a la labor de determinados programas, el drag se está reivindicando como el arte indiscutible que es. Que determinadas cadenas apuesten por la emisión de este tipo de contenidos en horario de máxima audiencia es un gran avance, aunque todavía queda mucho por hacer. Me refiero a «La noche drag» del Sálvame Mediafest de este año o a Drag Race España, formato del que procede directamente este espectáculo. Supremme de Lux (como dueña del hotel) y Paca La Piraña (como la criada deslenguada) son las maestras de ceremonias de esta función donde se dan cita diversos números musicales protagonizados por el elenco de concursantes del talent show de Atresmedia. El brillo, el colorido y el boato conviven con la risa y el humor más gamberro en un festival que tampoco deja de lado el activismo y la reivindicación LGTBI. Fue muy grato ver a una madre y a sus hijas adolescentes entre los asistentes, algo que, como se encargó de destacar la propia Supremme, hace conservar la esperanza en un mundo tolerante, un mundo donde los pasos que se den sean siempre hacia adelante y nunca hacia atrás. Frente a todos aquellos que se escandalizan ante este tipo de representaciones, sería aconsejable que emplearan la misma vara de medir para mirar los productos que consumen sus hijos, como por ejemplo las constructivas y educativas letras de reguetón. Era la primera vez que acudía a un espectáculo drag y no puedo sino invitar a todo amante de la música, la diversión y el buen rollo a que se anime a entrar a este alegre y festivo hotel. Insisto, si hay alguien que se ofenda por esto, que se lo haga mirar. No se lo pierdan, de verdad.

← Volver a Gran Hotel de las Reinas