Íntima atlántida: Preciosa adaptación

Íntima atlántida
6/03/2022

Íntima Atlántida dirigida por Ana Cavilla y con las interpretaciones de
Alicia Lescure, Susana Álvarez y Carlos Pulpón nos sumergen en esta adaptación del clásico Orlando de Virgina Woolf.

He de admitir que no he leído el libro, pero sí que me estuve informando antes de acudir a la función, para lo que leí algunos artículos así como la sinopsis de la novela y la biografía de Sackville-West, ya que el libro se basa en la vida de esta mujer, que además fue la pareja de Virginia Woolf.»
Ya que se trata de una adaptación libre y original de la novela de Woolf. Es cierto que se pueden encontrar cosas en común con el libro original, pero sentía curiosidad por cómo lo iban a enfocar en la función.

Destacaría de Íntima Atlántida la escenografía y la banda sonora que hacen que en muchos momentos se pueda hasta romper la cuarta pared. ¡Qué genialidad es sentir que ves un clásico actualizado! y lo sientes a través de esos paneles que se mueven y recrean momentos históricos de este país y son parte de esos instantes claves en la vida de Orlando.
Alicia Lescure se mete en la piel de este personaje y hace un trabajo excepcional, ya que lleva siempre a Orlando por dónde desea. Es complicado meterse en la piel de esta persona y su trabajo gestual es fascinante, puesto que muchas de las escenas sólo tendremos que hacer casos a sus expresiones para darnos cuenta de lo que pasa por su cabeza.

Carlos Pulpón esta sublime y lleva al límite a todas las personas que le toca interpretar y Susana Álvarez está maravillosa, ya que es la que tiene una energía más tranquila, pero para eso ha tenido que trabajar y mucho, puesto que sus personajes son todo un reto.
El elenco da la mano al espectador y le invita a hacer un road trip emocional y por la memoria. También nos invitan a vivir diferentes experiencias, y aunque estas comienzan con simples amoríos, poco a poco empezarán a añadir más temas como la crítica, la sexualidad, etc.
La obra se me pasó volando, ya que es una vorágine de situaciones caóticamente divertidas y mordaces, pero casi llegando al final va decayendo el ritmo y se vuelve sosegado, y es que creo que tras la caída del muro de Berlín quisieron introducir una metáfora inconscientemente o conscientemente, lo desconozco.
Sentí como que Orlando (tras este viaje y lo que sucede con el muro) empieza a cuestionarse, se empieza a liberar y empiezan a brotar los pensamientos en voz alta.
En ese momento es cuando en algunas me quedé sin saber que pensar, como si lo que estuviesen decidiendo cae como una losa sobre mí, pero al mismo tiempo mi cerebro dijo, ¡basta!

Tanto Alicia, Susana como Carlos navegan entre la comedia y la crítica de forma natural es más, no sentí que se cambiase el tono de la obra en ningún momento, pero lo que sí noté es que las emociones que habían estado guardadas en un cajón se desbordaban por parte de Alicia y fue muy bonito y libertador verla decir las últimas frases sobre el escenario.
No he leído el libro, así que no puedo opinar de la adaptación, pero lo que sí os puedo decir es que ha gustado este viaje tan íntimo, tan divertido, tan distinto a lo que estoy acostumbrada a ver y creo que Virigina Woolf estaría orgullosa de que su obra, aunque sea en esta versión tan actual llegase a tantas personas y removiese tanto.

← Volver a Íntima atlántida