Todo lo que necesitas para ir al teatro

La función que sale mal: Un imprescindible de la temporada

La función que sale mal
1/10/2019

Si una función previa al estreno sale así de bien (vamos, así de mal) ni pensar quiero cómo saldrá a partir del estreno. Parece una contrariedad decir que no hay palabras para describir las bondades de esta función mientras se escribe una crítica, así que me limitaré a decir que no hay palabras suficientes. Todo lo bueno que diga no llegará a la mitad de lo que se merece.

Con cierto aire a «Qué ruina de función» (película cuya versión teatral se representó en Madrid también en el Teatro La Latina con el nombre de «Por delante y por detrás»), «La función que sale mal» es simplemente eso, una función en la que todo sale mal. Y cuando digo todo, es todo, sin profundizar más para no eliminar el factor sorpresa. Yo, sentado en la butaca 1 de la fila 1, con la boca abierta, no sabía ya dónde mirar de tantas cosas que ocurren.

Todo el elenco es maravilloso, no hay quien se quede atrás. Si hacer comedia es difícil, hacer que parezca que está mal hecha sin caer en exageraciones llevando una coreografía perfecta que hasta puede hacer peligrar la integridad física es para quitarse el sombrero haciendo la ola mientras se dan palmas con las orejas.

Espero que dentro de varios años podamos seguir hablando de esta maravillosa función, de sus giras y sus premios.

← Volver a La función que sale mal