Todo lo que necesitas para ir al teatro

Millán Salcedo: En mis trece 2.0: ¿Quién al oir “maricón” no dice “de España”?

Millán Salcedo: En mis trece 2.0
6/07/2018

A estas alturas de la vida, presentar a Millán Salcedo se hace tan innecesario como echarle aceite a las aceitunas. El que no sepa quién es Millán Salcedo será porque es de este siglo o porque acaba de llegar a este país.

Aunque no conozca el nombre, seguro que sí conoce el legado que está dejando a la HISTORIA (con mayúsculas) del humor y del espectáculo de este país. Me extrañaría que ese desconocedor de Millán Salcedo no hubiera oído a cualquier pariente mayor de 35 años hablar de las típicas empanadillas de Móstoles, de Passiel en Chorravisión, de Paca Carmona, de Encannaaaaa, y de una ínfima cantidad de absurdeces más. Que levante la mano el que no haya dicho: ¿digamelón? Si hasta mi padre lo decía… ¿Y quién al oir “maricón” no dice “de España”?

La mitad de “Martes y 13”, después de “Yo me subí a un piano verde”, “De verden cuando” y “Sigo en mis trece”, vuelve a pisar un escenario madrileño para deleitarnos una vez máx, jate, con el peculiar humor que le hace tan grande. Acompañado de un piano con pianista, un mínimo atrezzo y una serie de proyecciones les hará pasar una hora y media como si de diez minutos se tratara.

Quizá ya hayan intuido que soy fan incondicionaloide pero esa cualidad no me aleja de mi misión y no bajo el listón lo más mínimo.

Salvo la presentación (por petición popular según él mismo) y el bis (bendito bis con el que me meo toa) Millán nos trae un espectáculo completamente nuevo basado en las anécdotas de su carrera, contadas, ya sabe, a su manera. Quien piense que después de ver alguno de sus espectáculos anteriores ya ha visto suficiente, se va a perder algo grande.

Millán, si por alguna casualidad llegara a leer esto, de pí a vdé, gracias por ser, por estar, por seguir. Gracias desde esta humilde pseudocrítica por acompañarme en la absurdez de mis días. Estoy deseando ver el siguiente.

← Volver a Millán Salcedo: En mis trece 2.0