Todo lo que necesitas para ir al teatro

Pérez, el Ratoncito, no se nace, se hace: Cita para grandes y no tan grandes

Pérez, el Ratoncito, no se nace, se hace
23/02/2020

Pérez, el ratoncito no nace, se hace es una obra de teatro familiar muy entrañable y divertida.Ver que un espectáculo como este une a pequeños y no tan pequeños es una gran satisfacción.Me ha encantado, 45 minutos que se pasan volando, pero lo más maravilloso de todo es como combinan nuevas tecnologías con cosas tan nostálgicas como son unas marionetas achuchables que los niños y niñas que estaban en el espectáculo adoraban.

 

Ver apagarse las luces y que los niños y niñas que estaban en la sala se olviden de todo y estuviesen atentos a las aventuras del ratoncito Pérez es asombroso.Educar a un niño o niña llevándolos al teatro es algo fabuloso, pero no sería posible sin Pérez, el ratoncito no nace.Una apuesta escénica altamente recomendable por cómo está llevada la historia, por cómo hacen los actores que los niños y niñas se involucren en la historia y cómo los mayores terminan contagiándose de toda la magia del teatro.

Este domingo he vuelto a mi niñez y ha sido un sentimiento fascinante, algo que deberíamos hacer más a menudo y si es viendo una obra de teatro como esta, mucho mejor. Pérez, el ratoncito no nace no es una obra coral, pero da la sensación de que lo es, de que miles de ratoncitos están bajo nuestros pies. Un trabajo fabuloso el de los dos actores que hacen varios papeles sin inmutarse.45 minutos que volvería a repetir.

← Volver a Pérez, el Ratoncito, no se nace, se hace