Todo lo que necesitas para ir al teatro

Ushuaia: José Coronado pletórico de sobriedad y empaque.

Ushuaia
23/03/2017

A veces los nombres propios, por su valor simbólico, se convierten en comunes. Ushuaia, en la pluma bien cortada de Alberto Conejero, constituye uno de estos casos. Se opta por los confines de la tierra para ubicar acciones terminales, búsquedas y encuentros, vida y muerte, temas tan universales y eternos.

Alberto Conejero juega con el valor de la identidad propia y asumida, con el significado de la autenticidad, con el peso de la culpa. Su sólida formación clásica le permite deambular por el territorio mítico de otras civilizaciones que también son la nuestra. Sus referencias y citas literarias son adecuadas para sustentar el peso de un planteamiento basado más en la idea que en la acción.

Hay una compleja arquitectura dramática, hay suspense, hay elementos exóticos que facilitan la credibilidad de tanto extremismo, hay medios técnicos; hay, en fin, una variedad de ingredientes en este plato que debería saber a evocación, a plenitud, a …  Continuar leyendo en TRAGYCOM.

← Volver a Ushuaia