La cortesía de España

La cortesía de España

“Dicen los eruditos que los tres temas principales del teatro de Lope de Vega son el amor, la fe y el honor. En La cortesía de España hay mucho amor y mucho honor (y, por supuesto, también hay mucho desamor y mucho deshonor), de hecho unos y otros son los principales motores de la acción. No sé si la fe hace mucho acto de presencia en esta brillante comedia, pero lo que sí sé es que yo tengo mucha fe en Lope, creo mucho en sus palabras, en sus imágenes y en sus personajes.
Pese a ser calificada por su autor (o por su editor, ¡vete a saber!) de «comedia famosa», no había oído hablar de La cortesía de España hasta que Helena Pimenta me habló de la posibilidad de llevarla a escena. Pero la verdad es que nada más empezar a leerla caí rendidamente enamorado de ella. Y estoy hablando de algo muy físico: de notar cómo los pies se despegan del suelo, de tener mariposas en el estómago, el corazón acelerado… la sensación de poder lanzarte a volar en cualquier momento.
Amor a primera vista, vaya. (¡Y juro que no me había tomado nada!)
Estamos ante una comedia de enredo. Literalmente. ¡Enloquecida, hedonista, libre y vital! Lírica y divertida, liviana y profunda, luminosa y oscura. Con unos personajes vívidos, entrañables, «queribles». Tengo la impresión de que a La cortesía de España le va a sentar bien dejarse poseer por la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico. Y viceversa.”
Josep Maria Mestres, Director del montaje.

Vídeo

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración