Una emoción mineral (como si necesitáramos comer perdices)

Una emoción mineral (como si necesitáramos comer perdices)

Una emoción mineral es un concierto escénico. Un viaje en el que música, poesía y performance son protagonistas en un inusitado lugar en el que los antónimos conceptuales han de convivir.

Sinopsis

Una emoción mineral (como si necesitáramos comer perdices) es una pieza con forma y fondo de travesía, de viaje, de camino fragmentado, deconstruido, que avanza natural y enfrascado en la duda de quien intuye la luz. Mediante la electrónica en vivo y la libre improvisación musical, se formulan lenguajes cambiantes y eclécticos en una pieza en la que cuerpo, voz, el trabajo con el objeto, guitarra eléctrica y saxofón, serán el soporte para crear el encuentro con la emoción. En este concierto escénico, los elementos teatrales y de movimiento expresivo acercan el resultado hacia una performance deconstructora.

 

 

Fotos

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración