Antoine, la increíble historia del creador de El Principito: Tierno e interesante musical sobre la realidad que creó a El Principito

Antoine, la increíble historia del creador de El Principito
17/01/2022

Antoine es un musical de los llamados “de gran formato” que transmite la cercanía y hasta humildad de los “de pequeño formato”.  Aunque el cartel pueda llevar a engaño no es la historia de El Principito (EP). Bueno, sí, pero SU historia… ligada a la de su creador, Antoine de Saint Exupéry, quien con EP nos recuerda que al olvidar al niño que llevamos dentro perdemos nuestra esencia.

Ignasi Vidal (El Plan) ha logrado crear una obra compleja que llega sin parecerlo, con equilibrio entre la biografía (no exhaustiva y más bien positiva) y la traslación a escena del libro, con un notable diseño de producción y reparto. Destacan Víctor Arbelo (Rent), lejos de sus registros habituales, como EP, al que dota de ese aire naïf y Aida de la Cruz (Hair) -en ausencia de Beatriz Ros-, quien nos presenta los matices de la mujer del escritor, la Rosa, bella pero con espinas que no impiden amarla y cuidarla

La propuesta se estructura a través de numeroso saltos temporales y geográficos donde conocemos pasajes de la azarosa vida personal del autor, sus relaciones, y cómo se reflejan en el EP. Es el mérito de la propuesta, que permite una mayor “comprensión” del libro, ver el posible origen de los personajes del libro.

El planeta del Principito domina el escenario, donde se proyectan las frases más conocidas del libro. A su alrededor se desarrolla la vida real y los encuentros del personaje con el autor y los pobladores del libro, algunos humorísticos y muy emotiva (quién encuentra a quién) su interacción con el Zorro.

La música ha sido una apuesta de riesgo ganadora, a cargo de Elefantes, grupo que merece más atención de la que recibe y que ha creado un pop rock elegante y delicado y una canción que es imposible no salir tarareando (sí, como creo que debe ser).

Lo menos mejor: la música, ahora, no es en directo, que aunque comprensible por aspectos presupuestarios (hasta en el West End cada año mengua el número de músicos en vivo), duele aceptar en plena Gran Vía.

En resumen: es imposible no salir con ganas de releer el libro, gracias a la cuidada propuesta escénica de Antoine, sensible sin ñoñería. Cierto, que a quien no conozca la obra puede costarle entrar en el universo que se nos presenta.

← Volver a Antoine, la increíble historia del creador de El Principito