Chicas y chicos: Un monólogo e interpretación que te dejan K.O

Chicas y chicos
2/06/2022

Pienso que, a veces, la estirpe escénica o el apellido no ayuda a valorar al artista. Antonia Paso es una actriz con mayúsculas, más allá de su apellido y el linaje que la une a los escenarios. Es audaz, comprometida con la escena, cómica, honesta con la realidad imaginaria; pactas como espectador con todas y cada una de las imágenes que proyecta con su palabra… Y eso lo ha sabido utilizar a la perfección Lucía Miranda, una de las directoras y directores más interesante de nuestro país.

Miranda ha sabido acunar con precisión y cuidar el trabajo de Antonia (Paso) con una preciosa escenografía minimalista de Anna Tussel, la luz de Pedro Yagüe, otro maestreo, y el espacio sonoro de Irene Maquieira. Todos al servicio de un monólogo, para mí escrito con demasiada frialdad, que te da una bofetada a mano abierta al final para dejarte K.O. Sin duda, hay que agradecer a Sol de York que se lance a producir este espectáculo tan necesario en unos tiempos donde nos intentan anular algunas realidades. Gracias por poner el foco ahí. Son lógicas todas y cada una de las excelentes críticas. ¡Bravo!

← Volver a Chicas y chicos