Todo lo que necesitas para ir al teatro

Copenhague: La teoría de la incertidumbre

Compartir opinión
Muy recomendable
Una opinión de Alba Trueba
Alba Trueba
Copenhague
23/05/2019

Desde el purgatorio, los físicos Niels Bohr y Werner Heisenberg desentrañan lo sucedido en su encuentro de 1941 en la capital danesa que en ese momento vivía bajo el yugo nazi. Michael Frayn, a través de estas viejas glorias consagradas, recorre la psique de sus personajes de forma que todos los acontecimientos devienen como inciertos e irreales en un mundo de locos, el mundo creado a raíz del conflicto armado en plena Segunda Guerra Mundial.

La carrera que enfrentó a los aliados y a los nazis por construir la primera bomba atómica enfrenta también al judío Bohr (Emilio Gutiérrez Caba) y a su discípulo Heisenberg (Carlos Hipólito). Claudio Tolcachir, en su dirección y adaptación, conforma una discusión físico-teórica que aborda tangencialmente asuntos tales como la vida, la muerte, el reconocimiento y la culpa.

El mundo que surgió a partir y desde Hiroshima y Nagasaki se refleja perfectamente en el tono crispado de los actores; un mundo que se divide en bandos y que enfrenta a unos contra otros para la consecución de una superioridad moral supuestamente hegemónica pero que deja muchos cadáveres por el camino. Lo que hoy es la batalla por alcanzar el 5G, en ‘Copenhague’ lo es el muro que se erige entre físicos-teóricos que aplican sus conocimientos para causar la destrucción a través de la creación de la bomba atómica a partir de sus teorías en materia nuclear.

Una obra que, sin duda, no deja indiferente a nadie y que apela a los sentimientos más básicos del ser humano.

← Volver a Copenhague