Ding Dong

5/07/2018

Gabriel Olivares y su arte para la comedia.

Fiel a la tradición de las comedias de enredo, “Ding Dong” se presenta en la programación de los Veranos Galileo Teatro. Se buscó en la anterior edición una obra de pluma española y ahora se cruzan los Pirineos para hallar un vodevil estrepitoso que busca la comicidad por sí misma, sin profundidad psicológica ni moralidad.

Georges Feydeau, escasamente conocido en nuestro país, bebe de fuentes clásicas y juega con sus personajes y con las tramas entretejidas que articulan múltiples redes de relaciones. Lo grotesco y provinciano se mezcla con lo supuestamente refinado de seres simples en sus formas. La clave de esta obra parece residir en el disparatado comportamiento lineal de los personajes y sus vínculos dentro de un tono lúdico y ligero. La infidelidad, el juego y la mentira se muestran abiertamente sin finalidad pedagógica alguna. Los personajes sobreviven indistintos en este mar de voces corales en el que todos destacan por igual.

Bajo la dirección de Gabriel Olivares, los personajes se mueven, sobreacelerados, como polillas en la noche, con pulsiones deterministas, ya sean sociales u hormonales. La dirección y el diseño escénicos, sabios y eficaces, intentan poner orden en un planteamiento argumental simple, pero de complejidad evidente. Los movimientos de actores se resuelven bien en la limitación del escenario con ingeniosas soluciones respecto a entradas, salidas y espacios, obra de Marta Guedán y  un vestuario, limpio y atractivo, que sugiere otras épocas con creaciones divertidas y  actuales surgidas del trabajo del imaginativo Juan Ortega… Continuar leyendo en Tragycom


Todo lo que necesitas para ir al teatro

Ding Dong

Ding Dong

Ding Dong, es una comedia del padre del vodevil francés Georges Feydeau. Se trata de un clásico mil veces representado con sus dosis de costumbrismo y surrealismo, farsa y burla. Es un relato juguetón sobre la confusión de la “guerra de sexos”.

SINOPSIS

Liantes, mentirosos, esposas burlonas, viejos amigos, mujeriegos incorregibles, maridos engañados… en definitiva, los personajes y situaciones clásicas de la comedia de enredo son revisitados en esta versión de Ding Dong, que ofrece un texto rejuvenecido y puesto al día como homenaje a la cultura francesa: de las “escenas galantes” de Fragonard al encanto de las terrazas parisinas de Renoir, del vodevil a la pantomima, del cine musical de Maurice Chevalier o Jacques Demy a las imágenes icónicas francesas, en una propuesta escénica festiva, gozosa.

Fotos

Ding DongDing DongDing DongDing Dong

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

  • 12345

    Pilar

    Una comedia de enredo con pocos momentos graciosos. Pasa como con el champán que se le va la fuerza por la boca. No acaba de arrancar, ni llegan a interesar demasiado las situaciones que plantea.
    Promete mucho pero decepciona bastante. Como decía aquel: “la obra es normalita pero el marco es incomparable.”

    11/07/2018

Artículos relacionados