El sueño de la vida
19/01/2019
El sueño del teatro

A Alberto Conejero le ofrecieron el regalo envenenado de escribir «lo que podría ser una continuación» del texto inacabado de Lorca. Federico escribió el primer acto y parece ser que medio esbozó algunas pinceladas de lo que podrían haber sido los otros dos actos de lo que se llamó «Comedia sin título». Incluso se suponía que podría haberse titulado «El sueño de la vida». Administraciones, teatros, todo el mundo soñaba y peleaba por llevar este proyecto a los escenarios. Con el nombre del mejor y mayor experto en la obra y vida de Federico, Luuís Pasqual, el proyecto se convirtió en un sueño.

Conejero ni quiso ni jamás ha pretendido continuar el texto de Lorca. «Simplemente» ha dialogado con él y ha plasmado negro sobre blanco lo que ese diálogo provocaba, escribiendo como quien vomita. Lorca hizo su trabajo y Conejero ha hecho el suyo. Somos nosotros los que tenemos que hacer el nuestro y saber qué vamos a ver. No busques a Lorca, busca a Conejero. Y esta fabulosa posibilidad de loque pudo ser ha acabado siendo un textazo bello y potente. Nacido del impulso. Y de la convivencia del entonces con el ahora. Bravo, Conejero.

La mano de Pasqual es la varita mágica que desde la sabiduría coloca cada cosa en el sitio exacto. Sabe dónde y cómo colocar cada detalle, a cada personaje y cada sentimiento. Ama, se distancia, acerca, mima, muestra, provoca, somete, desnuda y ofrece casi de forma ritual, para que nosotros, pulsos heridos, hagamos con eso lo que necesitemos. De diez.

Todos somos muy listos y sabemos más que nadie. Pero nos falta la inteligencia de ver las cosas con ojos nuevos. El que espere ver un Lorca «lorquiano» puede que lo encuentre o puede que no. Pero siempre será más sano no esperar ver nada. El texto es brutal y la puesta en escena, brillante y viva.

Ah, y sólo por ver a Nacho Sánchez y a Emma Vilarasau merecería la pena ir al menos, una vez al día.

No hay mejor forma de responder a la barbarie que desde el arte y la sutileza. Chimpún.

 

Si quieres leer el comentario extenso sobre «El sueño de la vida» haz CLICK AQUÍ y te llevará a mi blog, DESDEELPATIO

Todo lo que necesitas para ir al teatro

El sueño de la vida

El sueño de la vida

El sueño de la vida es una obra dirigida por Lluis Pasqual.

Palabras de Alberto Conejero

No puedo explicar mucho sobre los sentidos de El sueño de la vida. He escrito como quien atraviesa sonámbulo una habitación en llamas. Creo además que hay algo de alucinación en el centro de esta experiencia que se resiste al decir. Mucho de El sueño de la vida forma parte del misterio. No sé muy bien cómo se han entrelazado las imágenes de Lorca con la propia ni por qué venían al recuerdo algunos versos y otros no. También en este proyecto hay mucho de juego, que es algo sagrado, y que algunos seguimos defendiendo ante este gobierno de lo útil, de lo necesario y de lo productivo.  Sí, he disfrutado mucho escribiendo El sueño de la vida. No quiero cubrir esta experiencia con la pátina pesada de una falsa solemnidad. Hay más pulsiones lisérgicas que conscientes.

Valoración colaboradores

Valoración espectadores
    Artículos relacionados
    En el estreno de 'El sueño de la vida'

    En el estreno de 'El sueño de la vida'

    16 enero 2019

    Han transcurrido casi dos décadas desde que vi por primera vez en escena uno de mis textos. Desde entonces, y con todos los altibajos de una profesión tan fiera como […]

    Hay que ser usuario de Teatro Madrid
    ¡Únete, es gratuito! Ya somos más de 7.000

    ¿Ya estás registrado?

    He olvidado la contraseña

    Crear usuario

    Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.