Gross Indecency
4/10/2017
Una abrumadora declaración de intenciones

Gross Indecency pone sobre el escenario los tres juicios a los que fue sometido Oscar Wilde, un desafortunado suceso que deja a un lado al autor para descubrir al hombre que habitaba tras él. Moisés Kaufman realiza una labor de ensamblaje entre notas, fragmentos de declaraciones, líneas sacadas de biografías y citas del propio autor, para dar forma a la dramaturgia de esta propuesta de teatro documental versionada para la ocasión por David DeGea y Grabriel Olivares, actor perteneciente al elenco y director de la función, respectivamente.

Gabriel Olivares realiza una delicada labor de orfebrería para poner en escena Gross Indecency, engarzando cada uno de los elementos con una exquisitez y una complejidad fascinantes. Quizá el resultado final pueda resultar un tanto barroco, pero ¿por qué no? Le sienta a las mil maravillas. La potencia visual, el ritmo extenuante, la fluidez del transcurso de los acontecimientos y la agilidad de ese fabuloso elenco que de 10 intérpretes hacen uno solo, son esenciales para lograr el nivel de embelesamiento en el que se mantiene al público en las dos horas y veinte minutos, sin entreacto, que dura el espectáculo.

Gross Indecency convierte el escenario de la Sala Jardiel Poncela del Fernán Gómez en un ser vivo que respira y se transforma frente a nuestros ojos, desplegándose y floreciendo a golpe de amarga emoción.

Todo lo que necesitas para ir al teatro

Gross Indecency

Gross Indecency

Oscar Wilde, el irlandés de la sentencia fulgurante era, por encima de todo, un inigualable conversador que también escribía. En esta función “oímos” por primera vez su conversación con una fuerza dramática y retórica no atenuada por la literatura. Wilde despliega aquí toda su agudeza sin enredarla en los artificios de la ficción. Gross Indecency es una “tragedia legal” comparable al juicio de Sócrates narrado por Platón. Nada más y nada menos.

SINOPSIS

En Abril de 1895 Oscar Wilde llevó a cabo una demanda por difamación contra el Marqués de Queensberry, padre de su joven amante, quien públicamente le tachó de sodomita. Al hacer esto, el imperante hombre de letras inglés, puso en marcha una serie de eventos que culminarían en su asedio y encarcelamiento. A lo largo de un año un desconcertado Wilde fue juzgado por cometer actos de “grave indecencia” e implícitamente, por una visión sobre el arte que indignó a la sociedad Victoriana.

Se calificó el arte y la literatura de Wilde de inmoral, llevando a su abogado a declarar, “¡parece que lo que está en juicio no es Lord Queensberry sino el arte del señor Wilde!”

En esta obra de teatro -un gran éxito del Off-Broadway- Moisés Kaufman transforma los juicios a Oscar Wilde en un drama humano e intelectual.  Entretejiendo expertamente los testimonios transcritos de los juicios, con correspondencia personal, entrevistas, extractos de las escrituras de Wilde y palabras de sus contemporáneos para contar la historia de la caída del gran hombre de las letras cuyo genio artístico ha sido ensombrecido por el escándalo que rodeó a su encarcelamiento. Su estilo fue su paraguas, su armadura, su sistema de defensa universal, y durante muchos años pareció proteger a Oscar Wilde muy efectivamente. No obstante llegó un momento, en 1895 que el dramaturgo fue traicionado por su propio ingenio, después de lo cual nunca fue capaz de retomar el control de su vida.

Valoración colaboradores

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración
Artículos relacionados
Póker de Colaboradores para repasar el teatro del 2017

Póker de Colaboradores para repasar el teatro del 2017

27 diciembre 2017

Para Teatro Madrid el 2017 ha siginificado el año del despegue. Un año en el que hemos comenzado a caminar con paso firme, apostando fuerte y con convicción para apoyar […]

Hay que ser usuario de Teatro Madrid
¡Únete, es gratuito! Ya somos más de 10.000

¿Ya estás registrado?

He olvidado la contraseña

Crear usuario

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.