Hamlet
21/02/2017
Un Clásico que se Sale

¿Qué piensas cuando te dicen «Vamos a Ver Hamlet»? Puedes pensar: «pffff… Pereza. Un clásico de 4 horas en el que el prota no para de hablar de sus rayadas mentales. Todos vestidos como si saliesen de un cuadro del Museo del Prado. Los actores declamando y regodeandose en sus sentimientos de personaje… Mejor me lo ahorro.
PUES CRASO ERROR, Miguel del Arco adapta y dirige esta versión a lo S.XXI de Hamlet. Lo primero: Miguel, demuestras un estudio profundo de la obra, un trabajo minucioso que hace que hayas hecho una adaptación sabia y comprensible. Yo me he leído varias veces el clásico y siempre se me han escapado muchas cosas, un montón. Pero fue ver este Hamlet de Del Arco y todo se presentó ante mis ojos tan obvio, tan claro. El nudo del clásico se había deshecho, me dejé de ralladas y de por qués y simplemente disfruté de la obra. Repito lo que he dicho mil veces: MIGUEL DEL ARCO ES UN MAESTRO, nadie como él adapta clásicos y en Hamlet lo demuestra. Recorta la obra y la trae a nuestros días con un profundo respeto, pero a la vez es un transgresor, te encontrarás escenas y propuestas chocantes pero con todo el sentido.

La puesta en escena es tan sencilla, tan chocante para un montaje tan complejo como este… Miguel del Arco sólo necesita actores, el resto fuera. Con unas proyecciones y con los propios actores se monta todo lo que se necesita. Y es que Del Arco sabe elegir muy bien a sus actores, siempre se rodea de lo mejorcito del teatro español. Elejalde es sobre-humano capta todos los matices y aristas del Príncipe Atormentado, es un animal escénico que de un solo monólogo se zampa al público y al teatro. Ángela Cremonte está para comérsela, tan cándida y dulce al principio y cómo construye el arco de Ofelia y acaba loca del coño al final, en dos escenas que no sabes ni que pensar, arrancan la risa y el llanto. Gracias Ángela por esta Ofelia.
Daniel Freire se le ve más flojito en Claudio, pero igualmente da gusto verlo. Ana Wagener, con lo que ella es la vi más floja. En la escena con Hamlet después de la muerte de Polonio no noté que lo diese todo. De todos modos Del Arco no nos muestra una Gertrudis maternal como suele pasar en otras versiones, sino en la espiral de corrupción del reinado de Claudio. Cristobal Suárez se va consagrando como un actorazo de primera línea, él realiza un gran trabajo como Laertes y hace que el espectador se sienta como se siente el personaje. Jorge Kent, comedido y con personajes para lucirse menos aun así hace que le ames.

Miguel del Arco vuelve a triunfar con este Hamlet actual. Rodeado de un elenco sólido crea una obra por las que merece la pena ir al teatro.

Todo lo que necesitas para ir al teatro

Hamlet

Hamlet

Cuando Helena Pimenta, directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, propuso a Miguel del Arco abordar un texto angular del teatro universal, este escogió Hamlet poseído por el espíritu suicida marca de la casa. El director de escena desafía el canon interpretativo tradicional para plantear una versión poliédrica y desestructurada de la tragedia de William Shakespeare, donde el respeto por el verso original no está reñido con valientes y expresivas actualizaciones.

Siete intérpretes, una cama, proyecciones en vídeo y una cortina que se abre y se cierra indistintamente le sirven a Del Arco para reescribir la historia del traicionado y atormentado príncipe danés. Y lo hace al servicio de una puesta en escena heterodoxa, tenebrosa y de profundo calado psicológico, capaz de transmitir todo el dolor, el terror, los impulsos homicidas y el ansia de venganza de nuestro desconsolado y atormentado protagonista, un Israel Elejalde a pecho descubierto que deambula con sus contradicciones y fantasmas interiores por un escenario que, a ratos, podría funcionar como una prolongación de su propia mente. Porque Hamlet abraza la locura y la ironía como las formas más nobles de dar sentido a su existencia, aun cuando eso suponga renunciar al amor verdadero, rebelarse contra un nuevo monarca, repudiar a una madre que ya no reconoce como tal o batirse en un duelo de esgrima florete en mano. “Me muero, me muero. Estoy muerto”.

Con su sobrecogedora carga dramática, Hamlet va un paso más allá en la línea de investigación teatral de Miguel del Arco.

Vídeo
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
Sé el primero en dejar tu valoración
Únete a TM
Ya somos más de 10.000 usuarios. ¿Te apuntas?

Únete gratis a Teatro Madrid y disfruta de:

Ventajas

Sorteos y promociones

Calendario TM

Toda la cartelera a un vistazo

Newsletter

Semanal con toda la actividad teatral

Usuario TM

Valora espectáculos, lístalos y sigue amigos

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.

Hay que ser usuario de Teatro Madrid
¡Únete, es gratuito! Ya somos más de 10.000

¿Ya estás registrado?

He olvidado la contraseña

Crear usuario

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.