Todo lo que necesitas para ir al teatro

Here comes your man (Aquí viene tu hombre): La huella de la infancia

Here comes your man (Aquí viene tu hombre)
5/03/2021

El adulto en el cual nos convertimos, es la suma de experiencias y circunstancias vividas por cada uno de nosotros desde la más tierna infancia. En la obra Here comes your man, la cual comparte título con el tema de Pixies que suena en cierto momento en escena, trata sobre un tema de mucha actualidad como es el bullying que se sufre en colegios y en nuestra sociedad.

En la obra, dos excompañeros de colegio ya en edad adulta, se reencuentran compartiendo habitación en un hotel al cual acuden para asistir a una gala homenaje del que fuera su tutor en el el colegio. Estos dos exalumnos, Torres y Morales, interpretados por Sergi Cervera y Marc Ribera, no se llevaban bien precisamente en el colegio;Torres pertenecía a los socialmente aceptados «los guays» del colegio y Morales a los «los diferentes», en este caso debido a su orientación sexual y el concepto de masculinidad. El hecho de compartir habitación por casualidad en este momento de sus vidas, hace que esas dos personas recuerden episodios de su infancia y se genere un diálogo entre ambos, en el cual se ve claramente como una misma situación era vivida y afectaba de diferente manera a los dos protagonistas, dándole la mínima importancia por parte de Torres y sufriendo aún las consecuencias a día de hoy por parte de Morales.

Esta obra nos hace pensar y replantearnos, como puede afectar a una persona para toda su vida lo vivido durante la infancia; como esa persona se puede convertir en una persona con falta de autoestima, inseguridades, miedos, etc. por culpa de estas situaciones que desgraciadamente se han producido y se siguen produciendo en nuestros días. Como las personas indirectamente que conocen la situación, y no la denuncian y no se atreven a hacer algo para evitarla, se convierten en cierta manera en cómplices de aquel que ejerce en primera persona el acoso. Se plantea también en la obra entre otras muchas cosas, como intentamos adaptarnos a lo que está bien visto o lo que es considerado lo normal, para ser socialmente aceptados o aceptados por los que queremos, aunque ello conlleve no ser nosotros mismos y nuestra felicidad esté en peligro.

Esta obra te remueve por dentro y no te deja indiferente para nada, haciéndote más consciente si cabe del problema de nuestros días sobre el acoso escolar y haciéndote reflexionar sobre diferentes temas. Las interpretaciones de sus dos actores son excepcionales; tuve la suerte de tenerles muy cerca cuando se miraban en el supuesto espejo de la habitación, y desde nuestras butacas podíamos palpar los sentimientos y sufrimientos por los que estaban pasando.

 

← Volver a Here comes your man (Aquí viene tu hombre)