La función que sale (muy) bien

La función que sale mal

A partir de 16,50€
Comprar Entradas
La función que sale mal → Teatro Marquina
09/11/2022

Una compañía de teatro aficionada representa una obra de misterio a lo Agatha Christie. Por lo que explican, muy, muy bien no les ha ido en obras previas. Pero esta vez es diferente…o eso esperan. Mientras nos vamos sentando, intuimos que algunos detalles de última hora no están preparados. Y a partir de aquí, bajo la premisa de que “ El espectáculo debe continuar”, una serie de catastróficas y muy, muy divertida desdichas (errores, olvidos, efectos que no entran a tiempo, accidentes, equivocaciones) a las que intentan sobreponerse con tal de seguir representando la obra. Eso sí, al revés de la obra que se supone que vemos, en la de verdad, funciona todo bien, el ritmo, la coordinación para acabar en un homenaje final a Buster Keaton.

La obra, multipremiada, lleva ininterrumpidamente en Londres desde hace una década y varias temporadas en Madrid y en gira. Debe su éxito a algo tan difícil, y que parece tan fácil, como hacer reír, con una comedia, blanca, apta para todos, con humor del de toda la vida, que funciona como un reloj. Prima hermana de ¡Qué desastre de función! (Por delante y por detrás) la diferencia es que aquí todo,  y es mucho, pasa delante, de cara al público

Lo menos mejor: Algún gag se estira demasiado (el suelo que falla, la pose de sorpresa ante música ominosa) y el personaje del actor que está demasiado pendiente del público, tan y tan real, agradecería una intensidad algo menor.

Lo mejor: Una obra recomendable para todos, con humor absurdo, físico, clásico, infalible, gracias a una puesta en escena milimétricamente preparada y un elenco coordinado, entregado y que nos hace reir y empatizar con sus penurias para seguir adelante con la función. Rozando el disparate pero sin llegar al ridículo. Al fin y al cabo, no deja de tener su punto de homenaje a la profesión y que ante todo, una representación, por respeto a ellos mismos y al público,  debe acabarse pese a las 1000 trabas que surjan.

← Volver a La función que sale mal

¡Enlace copiado!