Todo lo que necesitas para ir al teatro

Los asquerosos: Esos de los que nos reímos pero que seguro que llevamos dentro…

Los asquerosos
22/01/2021

Un malentendido, una mala reacción y una huida (como un chiste malo) hacen que Manuel no sepa si ha matado a un hombre. Como cualquiera que haya visto cualquiera de las formas de CSI disponibles, su primera reacción es tirar el móvil, ocultar su rostro por las calles de Madrid y correr. Como destino, la casa de su tío, quien le aconseja que desaparezca del mapa hasta saber qué ha pasado; que se olvide de todo y que se oculte en algún lugar remoto. Desempolvan un par de teléfonos antiguos, compran tarjetas prepago, y preparan un sistema de subsistencia para Manuel que sólo se comunicará con el exterior telefónicamente y sólo con su tío.

La huida lleva a Manuel a un pueblo abandonado al que bautiza como Zarzahuriel. Después de proclamarse Señor del lugar y okupar una casa, sin agua ni luz, Manuel aprende a amar el día a día del que no tiene más que lo básico. Tiene una vida tranquila, apacible, bucólica, de la que sabemos por las conversaciones con su tío. Hasta que llegan ellos, los vecinos, los domingueros, los mochufa; en definitiva, los asquerosos.

A Manuel lo interpreta Secun de la Rosa que, junto con José Luis Gil, es de los pocos capaces de recitar tales construcciones lingüísticas sin farfullar, tartamudear o trabucarse.

(El gran) Miguel Rellán, del que sólo se pueden decir grandes elogios de todo lo que he visto en lo que éste haya participado, da vida a su tío.

Merece especial mención la escenografía, divertida, desplegable y multifuncional.

Un gran trabajo digno de disfrutar.

← Volver a Los asquerosos