Lucía Miranda: Casa: Casa soy yo

Lucía Miranda: Casa
24/02/2022

¿Qué significado tiene la palabra casa? ¿Qué importancia adquiere este concepto a lo largo de nuestra vida? La identidad y la pertenencia son imprescindibles para el desarrollo completo y crítico de nuestra personalidad y de nuestra existencia. Sin ellas no hay raíces y estas son vitales para crecer y vivir.

La dramaturga y directora vallisoletana Lucía Miranda ha presentado junto a su compañía Cross Border Project su nuevo espectáculo, Casa, un relato intergeneracional e intercultural que reflexiona, a partir del artículo 47 de la Constitución española que establece el derecho de todo ciudadano a tener una vivienda digna, sobre qué es y qué significado representa para la sociedad la palabra casa. Cinco son los protagonistas de una bella, doliente y necesaria pieza de teatro documental verbatim que recorre diferentes momentos en los que la casa, la ausencia de esta o su búsqueda se convierten en el centro de la vida.

El primer gran acierto desde la dramaturgia, que es la esencia de la compañía, es el empleo de la técnica de verbatim, que transcribe y lleva a escena las palabras exactas de los entrevistados, para mantener la mayor fidelidad posible a sus testimonios. La reproducción fidedigna de las palabras en forma, tono y textura impregna de crudeza y de mucha luz al mismo tiempo la realidad social que muestra. Otra gran labor de ejercicio dramático es el encaje de todas y cada una de las historias de forma eficaz, natural y con sentido escénico completo. Esta proeza dramática brilla sin duda gracias a una excelente y dinámica dirección escénica. La creación de espacios y la presencia constante de los personajes en el escenario mantienen al espectador dentro de la historia en todo momento. El tratamiento cómico y con carga crítica de la naturaleza de las hipotecas y su funcionamiento como un show televisivo presentado por dos muppets es muy acertado e inteligente y provoca un gran impacto entre lo que se cuenta y cómo se cuenta.

Las interpretaciones del elenco son sencillamente magníficas. Empezando por Ángel Perabá y Efraín Rodríguez, actores veteranos de la compañía que transmiten mucha solvencia y credibilidad escénicas, y hasta las actuaciones de Pilar BergésCésar Sánchez y Macarena Sanz que defienden con mucha fuerza y verdad una gran multiplicidad de personajes. El conocimiento y manejo de la técnica verbatim y el gran valor interpretativo del reparto hacen brillar una propuesta honesta, valiente y comprometida con la importancia del teatro como el gran transformador social.

Casa es un espectáculo hermoso y duro que nos devuelve la necesidad de no renunciar nunca ni desistir en encontrar nuestro sitio, nuestro hogar para poder descubrir quiénes somos y estamos destinados a ser. Una obra que nos devuelve a nosotros mismos, que nos lleva a CASA.

← Volver a Lucía Miranda: Casa