Todo lo que necesitas para ir al teatro

Mary Said What She Said: Huppert inconmensurable

Mary Said What She Said
9/09/2019

Hay actrices que, más allá del talento, más que buenas interpretaciones lo que suponen es un acontecimiento cultural. Como ejemplo, podríamos mencionar a Anna Lizaran, en su momento, Nuria Espert o, en el caso que nos ocupa, Isabelle Huppert. La oportunidad de ver en directo a esta gran artista francesa tiene, por lo tanto, un enorme interés más allá de la obra que interprete. En este sentido, Mary Said What She Said es un magnífico vehículo de lucimiento para su técnica precisa, su vibrante emotividad, su control interpretativo o, en general, su inconmensurable fuerza escénica. El director estadounidense Robert Wilson, con quien ya había trabajado anteriormente, coloca a la actriz en un espacio tenebroso, atemporal, como si el monólogo fuese relatado desde una especie de purgatorio fantasmal donde se nos explica, con voz femenina, un auténtico relato de terror. Entre el hermetismo y una fragilidad controlada, la protagonista se entrega enérgicamente al juego teatral, consiguiendo un magnetismo casi hipnótico. Se trata de una apuesta arriesgada, con una poderosa carga a alegórica y un diseño de iluminación tan sugerente como atípico. No resulta fácil entrar en el irrespirable universo de esta mujer (Maria Estuardo) pero su historia, una vez nos atrapa, no te deja escapar. Y eso es mérito incuestionable de Wilson, Huppert y todo su equipo.

← Volver a Mary Said What She Said