Miguel del Arco: Ricardo III
15/10/2019
Un placer con mayúsculas

Este Ricardo de III de Kamikaze es difícil de describir. Hay tanto dentro que no sé ni cómo ni por dónde empezar a hablar de ella. Quizás por los actores, inconmensurables, o por la puesta en escena, minimalista y atemporal, mezcla de pasado y presente, o por el humor, ácido e inteligente, o por la adaptación del texto en el que cada palabra significa, cuenta y da peso a lo que dice el personaje.

Shakespeare era un genio de las palabras, que jugaba con el drama en las comedias y con la comedia en los dramas, que animaba al público a participar de la pantomima que es el teatro denunciando injusticias de su propia época. Y eso mismo es lo que hacen magistralmente Miguel del Arco y Antonio Rojano con su Ricardo III.

Un drama isabelino que se presenta en un país indefinido en una época indefinida, pero absolutamente actual y reconocible por el público por el lenguaje y actitudes de los personajes, usando referencias actuales de nuestro país (al igual que hacía Shakespeare), incluso haciendo que los pensamientos del protagonista suenen amplificados en nuestras cabezas haciendo que use un micrófono y hablándonos directamente, rompiendo la cuarta pared, tal y como hacía el autor de la obra original. Y hablo de la obra original, porque esta versión de Ricardo III deja de ser una versión, para convertirse en una obra original en sí misma. Así de grande son Miguel de Arco y su equipo de Kamikazes.

En esta obra partimos del final de una guerra en la que muere un dictador y alguien tiene que darle el relevo. El hombre que lo sustituye es un buen hombre, y esos no pueden gobernar. Siempre habrá alguien con ambición e inteligencia suficiente para derrocarlo. Es la pescadilla que se muerde la cola. El tirano debe morir, para que, al final, llegue otro tirano que le sustituya. Y en ese periodo entre uno y otro hay alianzas, zancadillas, cambios de chaqueta y muerte. En la época isabelina muerte real, al igual que en la antigua Roma. Hoy muerte política y social. Es imposible no ver similitudes con la actual política de este país, donde «Donde dije digo, digo Diego» y donde un político apoya a otro hasta que le interesa apoyar al de más allá, o donde estamos discutiendo dónde enterramos los restos de nuestro «querido» dictador.  Y Miguel del Arco no es nada sutil con estas similitudes, las saca a la palestra a las claras, con un sentido del humor a veces ácido a veces muy blanco, creando situaciones muy absurdas al más puro estilo «Faemino y Cansado» o «Yllana».

Nuestro protagonista hace y deshace traicionando, mintiendo, engañando y destruyendo a todo el que se le pone por delante hasta conseguir su objetivo, que es convertirse en el rey Ricardo III y, una vez conseguido, sigue traicionando a los que lo apoyaron. Nada a lo que no estemos acostumbrados en este país.

Ritmo, energía, risas, sorpresas y tensión es lo que nos vamos a encontrar en esta obra magistral con un equipo de actores impresionantes que encabeza Israel Elejalde con una interpretación colosal que espero se vea recompensada en los próximos premios Max.

Si lo que buscas es que el teatro estimule tu materia gris y te haga pensar, no dejes pasar la oprtunidad de ver algo que pocas veces se ve encima de un escenario. En todos los sentidos. Texto, actores, y equipo técnico, de 10.

Todo lo que necesitas para ir al teatro

Miguel del Arco: Ricardo III

Miguel del Arco: Ricardo III

Ricardo III es una versión libre de Miguel del Arco y Antonio Rojano de la obra de William Shakespeare. Está interpretada por Álvaro Báguena, Israel Elejalde, Chema del Barco, Alejandro Jato, Verónica Ronda, Cristóbal Suárez y Manuela Velasco.

Sinopsis

Ricardo III es una función plagada de envidias, corrupción de uno y otro color, luchas de poder, codicia, injusticia, fake news, engaños políticos, intereses partidistas… Bueno, lo que viene siendo un día normal en la vida pública española del siglo XXI. Miguel del Arco y Antonio Rojano adaptan a nuestros tiempos este clásico de Shakespeare en una versión libre –¿o sería más exacto llamarlo reescritura?–  dirigida por Del Arco que confiere más entidad a los personajes que rodean a Ricardo y potencia algo muy presente en el original: la comedia.
Ricardo arranca carcajadas, pero la risa tiene un regusto helado porque su humor es el mismo que el de esa clase dirigente que mira sin empatía ninguna el mundo que pretende gobernar. El humor sobre el que se construye un mundo sin atisbo de bondad.

Vídeo
Valoración colaboradores

Valoración espectadores
  • 12345

    una canallada para describir a un canalla. La adaptación de Rojano nos trae al presente a este personaje Shakesperiano, lo hace divertido, y gracia al buen dirigir de Miguel del Arco tendrás miedo del tiempo de paz.

    03/11/2019
Artículos relacionados
Antonio Rojano: «Defiendo las ficciones que pueden contar cualquier cosa»

Antonio Rojano: «Defiendo las ficciones que pueden contar cualquier cosa»

18 octubre 2019

Antonio Rojano parece cansado pero feliz. En una misma semana ha estrenado Hombres que escriben en habitaciones pequeñas, que puede verse hasta el 17 de diciembre en la Sala Princesa […]

Un ‘Ricardo III’ inspirado en Donald Trump

Un ‘Ricardo III’ inspirado en Donald Trump

14 octubre 2019

Ricardo III es el segundo gran estreno de la temporada, después de Las Canciones, en el Pavón Teatro Kamikaze. Una versión libre del texto de Shakespeare que firman Antonio Rojano […]

Los Kamikaze se aferran una temporada más al Pavón por supervivencia del proyecto

Los Kamikaze se aferran una temporada más al Pavón por supervivencia del proyecto

18 junio 2019

La temporada pasada el equipo del Teatro Kamikaze anunciaba que esta sería la última en el Pavón. Antes de actuar decidieron lanzar un órdago y ver qué es lo que […]

Únete a TM
Ya somos más de 10.000 usuarios. ¿Te apuntas?

Únete gratis a Teatro Madrid y disfruta de:

Ventajas

Sorteos y promociones

Calendario TM

Toda la cartelera a un vistazo

Newsletter

Semanal con toda la actividad teatral

Usuario TM

Valora espectáculos, lístalos y sigue amigos

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.

Hay que ser usuario de Teatro Madrid
¡Únete, es gratuito! Ya somos más de 10.000

¿Ya estás registrado?

He olvidado la contraseña

Crear usuario

Información básica sobre protección de datos: Responsable: Escenes i Publics, SL. Finalidad: desarrollar su actividad comercial, cumplir las contrataciones realizadas por los usuarios y remitir comunicaciones comerciales personalizadas en base a un perfilado a los usuarios (en caso que nos autoricen a ello). Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Escenes i Publics, SL y proveedores legitimados externos. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional. También se puede instar reclamación ante la agpd.es.