Todo lo que necesitas para ir al teatro

Moscú (3.442 km): ¿Existe Moscú? ¿O sólo la búsqueda de Moscú?

Moscú (3.442 km)
20/02/2017

La compañía La Trapecista autómata utiliza como pretexto «Las Tres Hermanas» de A. Chéjov para hablar de lo que el universal ruso nos quería decir: ¿Existe la felicidad? ¿Qué debemos hacer para hallarla? Dicen los tres fantásticos componentes de la Compañía: Elena Corral, Laura Lorenzo y Antonio Lafuente que se basan libre e irrespetuosamente en la obra; pero yo pienso que son extremadamente respetuosos al hacer esta reflexión sobre «Tres Hermanas», hallan y trasladan con perfección a la realidad actual las mismas preguntas que en 1901 Anton Chéjov se preguntó: ¿Existe la Felicidad? ¿Existe la posibilidad de un futuro mejor, más amable? ¿Merece la pena caminar y luchar para encontrarlo? ¿O simplemente será mejor permanecer pasivos ante la vida?
Toda la obra gira en torno a estas preguntas. Se trasladan las situaciones de Olga, Masha e Irina a 2017, así aparecen otros personajes: en vez de Natasha está la crisis de 2007, que despoja a las hermanas Prózorov de sus sueños. Nos encontramos ante una obra, reflexiva, pero bien sostenida, no aburre en ningún momento; una obra actual, humana. Protagonizada por tres actores muy sólidos, cariñosos con el público y con sus compañeros. Finalmente la dirección y dramaturgia, que corre a cargo de Patricia Benedicto, nos demuestra una mirada cariñosa al clásico ruso, desde el respeto y el conocimiento; una puesta en escena onírica, como si el tiempo su hubiese parado para las tres hermanas, enmarcada en una escenografía preciosa, cuidada y delicada.

Si Moscú es la felicidad: ¿Existe Moscú? ¿o sólo la búsqueda de Moscú?
Vamos, ¿no?

← Volver a Moscú (3.442 km)