Todo lo que necesitas para ir al teatro

Our town (nuestro pueblo): El Paso del Tiempo…

Our town (nuestro pueblo)
24/01/2017

El hecho de que Thornton Wilder sea un absoluto desconocido en España resulta para mí un completo misterio. Sólo conozco dos producciones del autor más representado en EE.UU. : «La Larga Cena de Navidad» que el Teatro de la Guindalera ha hecho toda la vida y este «Nuestro Pueblo». Las dos son muy muy similares. Las dos hablan del paso del tiempo desde una perspectiva muy humana y cotidiana. La dramaturgia y la historia de estas dos obras son obras maestras en su simplicidad. Los directores y los teatros se deberían pegar por programar a este maestro de lo humano, lo simple y lo cotidiano.

En la producción que se ha podido ver en el Fernán Gómez estas Navidades, vemos un pueblo coral. El trabajo de grupo de los actores es muy cuidado, se les ve que son un grupo consolidado y homogéneo. El nivel de los actores es muy igual en todos ellos y nadie sobresale por encima del resto, que es lo que tiene que pasar en este tipo de obras.
La dirección es en general simple, en el buen sentido, aquí se demuestra que menos es más. No hacen falta grandes escenografías ni vestuarios de época. Esto actores sólo con su cuerpo y con la magistral dirección de Gabriel Olivares crean un pueblo con su ayuntamiento, sus casas, su montaña y su cementerio. Absolutamente honesta y bien resuelta la escena en el cementerio. Ahí, gracias a la puesta en escena y a la dirección de actores sale una escena que emociona con nada, una escena simple, honesta y alejada de sentimentalismos (lo que es la esencia de Wilder). La escena de la boda también es para verla una y otra vez, vivan las propuestas basadas en el trabajo actoral. Pero, sin embargo, después de una puesta en escena tan sencilla me sacan una escena al final (precisamente la que menos naturalista debería ser), con un vestuario y una escenografía movible de época, lo cual me chirría completamente y me saca del pueblo y me hace preguntarme ¿POR QUÉ? con lo bien que iba.

Y, bueno, no le veo sentido a tanta interrupción por parte del narrador, realmente interrumpe y saca de contexto. No es necesaria tanta descripción tanto ir a los antecedentes, tanto naturalismo. Esta obra funcionaría mejor con una puesta en escena y una actuación menos naturalistas y apegadas a la realidad. La propuesta está bien, por el trabajo coral de los actores, por como usan el cuerpo para crear espacios, por como interpretan un montón de personajes tan variados, pero todavía se puede más.

← Volver a Our town (nuestro pueblo)