Todo lo que necesitas para ir al teatro

¿Quién mató a Sherlock Holmes?, el musical: Los musicales en tiempos de pandemia

¿Quién mató a Sherlock Holmes?, el musical
7/05/2021

Durante esta época de pandemia los grandes musicales -especialmente en Madrid- han tenido que bajar el telón. Mantener una producción que necesita llenar las salas para resultar rentable era prácticamente imposible. Por lo tanto, se necesitaban ideas… y creo que este Sherlock Holmes ha sido una de las buenas. Se ha optado por un musical de medio formato, por seis buenos cantantes e intérpretes -de lo mejorcito del momento-, por música pregrabada que se combina con un pianista en directo, y por una buena producción, a la altura de las circunstancias. El resultado es un espectáculo que funciona, que entretiene y que, seguramente, resulta viable en momentos como los que estamos viviendo.

¿Quién mató a Sherlock Holmes? está planteado como una especie de Cluedo musical, con todos los elementos del género y con una serie de tópicos que ayudan a crear la base de un misterio decimonónico. Se pone en escena a personajes que todos conocemos (Sherlock Holmes, Doctor Watson, Moriarty, Irene Adler…) y se crea una trama que va desgranando algunas sorpresas, a pesar de que a ratos se encalle un poco y esté más al servicio de las canciones que al revés. Y es que lo que realmente importa aquí es la parte musical, con unos temas que funcionan y que permiten el lucimiento de todos los protagonistas. Es cierto que hay algunas interpretaciones un poco estereotipadas, pero en los números musicales todo funciona de primera. Daniel Diges y Enrique Ferrer se entienden muy bien en sus roles antagónicos; Joseán Moreno aporta prestancia en uno de los personajes más misteriosos; Enrique R. del Portal crea un Watson simpático y convincente; Talía del Val seduce sobre todo con su voz y, finalmente, Julia Möller construye con gran acierto el personaje quizás más complicado de los seis.

Estamos, pues, ante un producto que funciona, a pesar de que no sea redondo ni pretenda ser el gran musical de la temporada. Intuyo que había unos objetivos muy claros cuando se decidió producir este espectáculo, y creo -sin miedo a equivocarme- que se han cumplido muchos de ellos.

← Volver a ¿Quién mató a Sherlock Holmes?, el musical