Todo lo que necesitas para ir al teatro

Sueños de un seductor: «No hay nada que un whisky con soda no pueda arreglar»

Sueños de un seductor
1/08/2020

Sueños de un seductor (Play it again, Sam), obra de teatro de Woody Allen, llega al Lara, de la mano de la compañía PasoAzorín Teatro.

Con versión y dirección de Ramón Paso, dramaturgo, guionista y director de escena (Otelo a juicio), y traducción de el gran adaptador teatral, Juan José Arteche, con más de 250 títulos y adaptaciones repletas de éxitos en los mejores teatros (Donosti, 1927 – Madrid, 2020).

Allan Fix, es un cinéfilo recién llegado a la cuarentena y al que le ha abandonado su mujer, sufre una extraña y recurrente alucinación: Humphrey Bogart le da consejos sobre cómo seducir a las mujeres. Un matrimonio amigo suyo, Dick y Linda, le presentan a varias chicas, pero Allan tiene muy poca confianza en sí mismo, y todas sus citas resultan un fracaso.

En esta ocasión, Ramón Paso ha otorgado toda la importancia y protagonismo al poderosísimo texto, optando por una escenografía muy básica, con un sencillo attrezzo y un juego de luces muy inteligente, capaz de hacer que el espectador identifique los momentos de alucinación del protagonista durante toda la representación.

En cuanto a la dirección actoral, se ha respetado al máximo la esencia de Woody Allen, neurótica e hilarante, y ha conseguido un excelente trabajo de todo el elenco, César Camino, «Burundanga», Inés Kerzán, «El móvil», Carlos Seguí, «Eloísa está debajo de un almendro», Ana Azorín, «La importancia de llamarse Ernesto» y Ángela Peirat, «El síndrome de los agujeros negros», que durante 75 minutos te llevan a ritmo de metrónomo por una secuencia de escenas desternillantes. No puedo dejar de mencionar el maravilloso final: un homenaje desde la admiración a ese clásico imperecedero que es «Casablanca».

La experiencia de asistir de nuevo al teatro, después del confinamiento, ha sido liberadora, y me alegro muchísimo de haberla vivido con esta obra maestra, que ahora tenéis en cartel todos los viernes a las 19:30 y los sábados a las 22:00 h. en la Sala Lola Membrives.

La obra, también conocida como Aspirina para dos y que se había representado con éxito en Broadway con Woody Allen y Diane Keaton como protagonistas, sería también uno de los primeros éxitos de Woody Allen en el cine.

¡No faltéis!

← Volver a Sueños de un seductor