Todas las noches de un día

24/12/2018

Pura poesía

¡Cuánta belleza!, este fue mi primer pensamiento al salir de disfrutar de Todas las noches de un día. Un espectáculo que contiene una hermosura creada a través de una historia dura, muy dura, que contada de otra manera podría convertirse en noticia de la sección de sucesos de cualquier medio amarillista, pero que Alberto Conejero escribe con tal poética que es una delicia con la que gozar en cada frase.

Encima del escenario Carmelo Gómez y Ana Torrent, muy bien dirigidos por Luis Luque, representan a Samuel, el misterioso y reservado jardinero que cuida del invernadero de Silvia, una enigmática mujer que lleva un tiempo desaparecida. La obra se centra en el día que la policía viene a tomar declaración a Samuel, que sigue habitando ese paraje desde que Silvia despareció, cuidando del jardín que ella tanto amaba. Samuel, ayudado por el fantasma de Silvia, va narrando a la policía lo que sabe sobre el paradero de ella. El comisario de policía no está encima del escenario, si no que Samuel mira directamente a los ojos del público para contarnos lo sucedido. Algo que le da aún más fuerza al texto y a los personajes.

Para mí cabe destacar el trabajo actoral de los dos, pero sobre todo de Carmelo Gómez, con un personaje que vemos pasar del presente al pasado: sin que dé tiempo a pestañear lo vemos oscilar entre el joven muchacho que llegó años atrás a trabajar al jardín de Silvia y el hombre perturbado y triste que se ha curtido con los años. Dos personajes que el texto, la dirección y el trabajo actoral consiguen que empaticemos con ellos, compartamos sus vivencias, nos enternezcamos y comprendamos su tormento.

También ayuda a enamorarse de la obra la preciosa y cuidada escenografía, de Monica Boromello y la iluminación creada por Juan Gómez-Cornejo.

Una historia de amor, desamor, violencia, abandono y ternura contada de una manera que resulta pura poesía.


Todo lo que necesitas para ir al teatro

Todas las noches de un día

Todas las noches de un día

Todas las noches de un día es una producción de Pentación Espectáculos. Luis Luque dirige esta obra que ganó el tercer certamen de la Asociación de Autores de Teatro, con texto de Alberto Conejero e interpretada por Carmelo Gómez Ana Torrent. 

Sinopsis

Rodeado de urbanizaciones, en algún lugar cerca de nosotros, sobrevive un viejo jardín con su invernadero. Pero ha pasado mucho tiempo desde que los vecinos vieron por última vez a Silvia, la dueña de la casa. Allí sólo queda Samuel, el jardinero, afanado en preservar ese rincón olvidado. Todas las noches de un día comienza cuando la policía acude a la casa para intentar descubrir el paradero de Silvia. Empieza entonces un combate entre la vida y los recuerdos, entre el amor y sus fantasmas.

Vídeo

Fotos + fotos

Todas las noches de un díaTodas las noches de un díaTodas las noches de un díaTodas las noches de un díaTodas las noches de un día

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

  • Arturo
    12345

    Increíble, brillante, delicada, cautivadora… podría inundar esta modesta crítica de piropos y elogios que estoy seguro jamás llegarían a describir lo vivido en el teatro.
    Esta es una obra que demuestra el verdadero poder del teatro, todo en ella la hace excepcional. Un texto perfectamente estructurado que te atrapa, te confunde y te emociona. Dos personajes cargados de sensibilidad magníficamente interpretados por Carmelo Gómez y Ana Torrent. Y una excelente puesta en escena.
    Su director Luis Luque se equivoca cuando dice que «esta función nace con el espíritu de otorgar al espectador un gran instante de belleza emocional» . No señor, no se trata de un gran instante, sino uno de uno enorme.

    02/12/2018
  • Elena Cano
    12345

    MA RA VI LLO SA!!! Magnifica obra con unos actores enormes que dan vida a una historia que te atrapa por momentos. Simplemente genial.

    21/12/2018
  • Paloma González
    12345

    Me encantó, son unos actores estupendos. Te meten en la historia y todo va cuadrando poco a poco.

    17/01/2019

Artículos relacionados