Todo lo que necesitas para ir al teatro

Una habitación propia: Una velada con Virginia Woolf

Una habitación propia
6/01/2018

Si resulta complicado, en muchos casos, adaptar una novela para ser representada como obra de teatro, adaptar un ensayo debe de ser todavía más difícil. La «trampa», en este caso, o, mejor dicho, la probable razón de ser de este el espectáculo, es que el libro que sirve de punto de partida era, en realidad, una compilación de conferencias que la misma autora había realizado durante unos años. De este modo, Una habitación propia juega con la idea de asistir a una de aquellas interesantes charlas con la auténtica Virginia Woolf y el resultado es, francamente, encantador. La actriz Clara Sanchis consigue construir un personaje donde los pequeños gestos, las inflexiones de la voz, las pausas, las miradas o la personalidad en general son clave para captar nuestra atención, sobre todo, en sus pasajes más pesados.

El caso es que Sanchis resulta magnética, probablemente, gracias también a la dirección de María Ruiz, que ha encontrado el tono y el ritmo adecuados para una propuesta que de principio podrías ser difícil de digerir.

En cuanto al contenido, sorprende gratamente que el mensaje feminista del texto continúe teniendo tanta vigencia; este es su principal valor. Más allá de esto, la prosa de Woolf es deliciosa, contiene muchas anécdotas y un gran sentido del humor. En definitiva, hay muchas cosas con las que quedarse de esta pieza, pero la sensación de haber pasado una velada sintiendo a la verdadera escritora es la más emocionante de todas.

← Volver a Una habitación propia