Agrupación Señor Serrano: Kingdom → Teatros del Canal

5/02/2019

Caplatanismo salvaje

Los Sr. Serrano tienen una forma, estilo y lenguaje únicos de hacer teatro, caracterizados entre otros por el uso de vídeo en directo, utilización de referentes audiovisuales ligeramente fuera de contexto o con una finalidad distinta a la original, uso de objetos y miniaturas … para denunciar situaciones como la especulación inmobiliaria, el relato de buenos y malos o los refugiados.

En esta ocasión han apostado (lástima) menos por la manipulación de objetos y más por la parte de interpretación. Y aquí está el eterno dilema: si un artista sigue aferrado a lo que tan bien hace y le funciona, decimos que se repite y si innova, que se han alejado de su camino. Siguen, y me pirra, contándonos mentiras o medias verdades de una forma tan y tan convincente que a pesar de saberlo, te las crees. Magníficos en este juego entre verdad y mentira, realidad y reflejo.
Se mantiene, eso sí, la sátira, la denuncia y los referentes pop a raudales. En este caso, se ríen del capitalismo, ligado con el machismo más animal (King Kong). Y todo vehiculado a partir de una fruta, el plátano, que resulta que era la fruta prohibida y que permite hablar (demasiado brevemente) de la United Fruit Company, que hizo y deshizo como quiso (golpes de estado, sobornos, poder omnímodo …) en muchos países. De aquí aquello de “repúblicas bananeras”.

Nos muestran el exagerado frenesi del capitalismo, el hacernos creer que “estamos bien”, el ansia devoradora de las empresas que sólo miran el resultado a corto plazo (casi satisfacción física animal), éxtasis inmediato que liga con la tremenda haka homoerótica final al ritmo de música electrónica que a mí me hicieron venir unas ganas locas de añadirme a la coreo, las crisis cíclicas para ser cada vez mas fuertes (un “ciclo sin fin” muy alejado de aquel de El Rey león).

En resumen: A medio camino, para mí, de Katastrophe (con la que no conecté mucho) y las fascinantes A house in asia, BBBB o Birdie. El resultado es más divertido y simpático pero la crítica y la reflexión me ha parecido más diluida y superficial.


Todo lo que necesitas para ir al teatro

A partir de 10,00€

Comprar Entradas

Agrupación Señor Serrano: Kingdom

Agrupación Señor Serrano: Kingdom

El mundo se va al garete, así que vamos a celebrar. Esta podría ser la irónica conclusión final de Kingdom de Agrupación Señor Serrano, cuya premisa de partida está en dos monstruos que, en realidad, son uno: King Kong y el capitalismo.

Sinopsis

Señor Serrano no es solo forma. El cimiento conceptual, significante y ético que sostiene la estética de sus piezas es resultado de un arduo proceso de investigación y reflexión en torno siempre a varias cuestiones que se entrecruzan. En el caso de Kingdom, se propone una identificación del modelo de desarrollo capitalista y heteropatriarcal con la figura de King Kong. A esa criatura mitificada por el cine es fácil asociarle conceptos como virilidad, fuerza arrolladora, irreflexión, deseo, instinto o naturaleza salvaje, que es el sustrato sobre el que se desarrolla igualmente el modelo económico y social que llamamos capitalismo.

Asociadas igualmente a King Kong y, por extensión, a cualquier simio, están las bananas. “La industria bananera es la precursora del mercantilismo contemporáneo más agresivo. Con algo tan divertido y tan inocuo como un plátano –señala Serrano– consiguieron quedarse con grandes extensiones de terreno de Centroamérica, desestabilizar gobiernos, fomentar golpes de estado para crear repúblicas bananeras, donde las empresas llegaron a tener más poder que los estados”. Sin aleccionar ni sentenciar, Señor Serrano nos pone frente a frente con el mundo de consumismo desaforado. Su retrato es crudo, pero también lúdico.

Próximas actuaciones Ver todas las funciones (Calendario)

Vídeo

Fotos + fotos

Agrupación Señor Serrano: KingdomAgrupación Señor Serrano: KingdomAgrupación Señor Serrano: KingdomAgrupación Señor Serrano: KingdomAgrupación Señor Serrano: Kingdom

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

Sé el primero en dejar tu valoración