Todo lo que necesitas para ir al teatro

Eva contra Eva: La mujer no tiene fecha de caducidad

Eva contra Eva
18/12/2021

Ir al Teatro Reina Victoria es siempre un plus, uno de nuestros Hits en Madrid por su peso histórico. Pero estamos aquí para recomendaros que vayáis a ver, y con muchas ganas Eva contra Eva.

Una versión muy libre del famoso clásico Eva al desnudo (Joseph L. Mankiewicz), adaptado por Pau Miró y dirigida por Silvia Munt. La trama: dos actrices de generaciones distintas, tendrán que interpretar a un mismo personaje. Una se esfuerza para que el paso de los años no se la lleve por delante como la diva que fue, y pueda seguir sobre las tablas; la otra, jóven y en plena ebullición artística, ansiosa por descubrir las mieles del éxito.

A nivel interpretativo, todo el elenco excepcional, desde Ana Belén como protagonista y demandante de justicia por la situación, a veces complicada, que viven muchas mujeres actrices en edad madura. Mel Salvatierra, en un papel con mucha fuerza en escena, con bastante equilibrio frente a Ana Belén. Ana Goya, hace un trabajo fantástico de la eterna segundona, tan difícil de interpretar sin caer en la exageración; Javier Albalá como el director neurótico y egoísta; y Manuel Morón como el crítico de teatro, en un papel muy humano y con mucha verdad.

En esta adaptación han decidido darle voz a un tema que ya es un clásico, y que está ahora mismo en boga por la cantidad de mujeres que le han dado voz afortunadamente: el paso del tiempo es más acusado en mujeres que en hombres. Aunque ya sabemos que la mujer no debe desaparecer de escena a partir de cierta edad, los 40, los 50, la sociedad, de manera inconsciente, impone unos cánones de belleza, dando pábulo a la juventud en detrimento de la profesión. Ahora hay cada vez más actrices que son directoras, productoras y protagonistas de sus obras, escritas para su edad, pero aún hay un camino que recorrer en cuanto a la obsesión por el físico se refiere, y por el que todos hacemos comentarios de manera inconsciente: “¡hay que ver qué bien está ésta actriz!, ¿cuántos años tiene?, ¿se ha operado, verdad?…”

Olvidad el físico, disfrutad de la mujer en escena, y darle importancia al maravilloso trabajo que hace.

 

← Volver a Eva contra Eva