Todo lo que necesitas para ir al teatro

Expediente K (La carta al padre): Manos que hablan

Expediente K (La carta al padre)
30/11/2018

 

Se busca espíritu, como premisa que plantean Susanna Garcia-Prieto y Alex D. Capo. El espíritu a la fuga en cuestión se manifiesta de forma inquietante a través de psicofonías que no son tales. Realmente, son pensamientos: nuestro propio imaginario.

Dafnis Balduz conduce de forma magnífica la obra a través de sus manos, en ocasiones temblorosas y en otras firmes y desenfadadas. Esas manos, que son dos, representan el pasado y el presente, mirando hacia el futuro.

En una mano, encontramos a K, un técnico de sonido al que ‘lleva’ la vida; es modernidad y esperanza, pero se ve aquejado constantemente por su conciencia que se encuentra en la otra mano, que no es nada menos que Franz Kafka.

Un monólogo beckettiano lleno de vida, y de muerte. De esperanza y de desolación. La carta que deseamos encontrar, porque la vida solo lo es hasta que llega la muerte. ¿Quién es el padre? ¿Quién es el espíritu? ¿Cuál es nuestro legado?

← Volver a Expediente K (La carta al padre)