Todo lo que necesitas para ir al teatro

Peer Gynt: La normalidad me empalaga

Compartir opinión
Muy recomendable
Una opinión de Alba Trueba
Alba Trueba
Peer Gynt
2/02/2019

 

Tras 27 años de recorrido, Teatro El Puente nos ofrece uno de los clásicos de Henrik Ibsen; Peer Gynt. Teatro El Puente toma forma en 1992 en la Facultad de Artes Escénicas del Instituto Superior de Arte de La Habana para explorar ese umbral que atraviesa la simbiosis espectador-escenario en la creación de un bien superior; el monólogo entendido como la fórmula ideal de hacer teatro.

Peer Gynt, adaptada, dirigida e interpretada por Jorge Ferrera explora la línea divisoria entre lo que somos y aquello que aspiramos a ser. Peer es un personaje muy inquietante; aunque de muy malas formas, busca su libertad más allá de la normalidad que le agota. Ferrera consigue a través del motor de la imaginación y el ritmo teatral, una obra, casi plástica, que aúna teatro, danza, música y diálogo visual y escénico. 

La obra no tiene ni trampa ni cartón; un hombre, solo, que se plantea a qué quiere dedicar su corta existencia en un mundo donde ser libre y consecuente no es tan habitual. El juego de luces y sombras en el Off Latina crea una atmósfera intimista y reveladora en la que cada espectador genera, a través de sus vivencias, su propio Peer Gynt.

El Gynt de Jorge Ferrera es teatro con todas las letras y precisamente por ello, nos hace vivir una felicidad momentánea que se desvanece cuando se apagan las luces. Vuelta a la vida. Vuelta a la (in)felicidad. ¿Vuelta a la libertad?

← Volver a Peer Gynt