Todo lo que necesitas para ir al teatro

Port Arthur: ¿Qué interesa más? ¿La verdad o la realidad?

Port Arthur
8/03/2019

El Teatro Kamikaze se marca un ciclo de Teatro Documental con dos piezas firmadas por Jordi Casanovas, Port Arthur y Jauría. Dos dramaturgias escritas a partir del interrogatorio realizado en una prisión de Tasmania, tras una terrible masacre, filtrado a través de portales como WikiLeaks, y el juicio realizado a La Manada. Ni una palabra más, ni una palabra menos que las que salieron de las bocas de sus protagonistas, y eso es lo que las hace tan terriblemente escalofriantes.

Port Arthur nos presenta el interrogatorio realizado a un joven australiano acusado de masacrar a 23 personas y herir a otras 30, que dice no recordar nada. ¿Realmente lo hizo él o interesaba tener una cabeza turco al que inculpar? Un ejercicio apoyado en las interpretaciones de Adrián Lastra, Joaquín Climent y Javier Godino, contado por David Serrano desde un tempo calmo, donde la acción se apoya en las palabras y en toda la corriente subterránea que arrastran. Un interrogatorio con regusto a cine negro, lleno de intenciones, que demuestran que la vida real resulta mucho más sorprendente que cualquier ficción. Una propuesta que en ocasiones, por texto y situaciones, se vuelve algo reiterativa y monocorde, que implosiona en sus segundos finales cuando la realidad hace acto de presencia y la ficción toma una corporeidad escalofriante.

Lastra hace un ejercicio de interpretación llena de contención, afinadísimo, sujetando con firmeza las riendas de ese caballo encabritado que suele ser sobre el escenario. Muy certeros los tics de su personaje, que se cuelan como un goteo constante y dibujan una personalidad compleja.  Y qué difícil es lo que hacen Climent y Godino, poniéndose al servicio de la historia, dándose con honestidad. Dos polis ¿buenos? que van girando sobre sí mismos, dejándonos vislumbrar un reverso que, por real, se hace aún más tenebroso.

← Volver a Port Arthur