’23F. Anatomía de un instante’: la «locura» de Àlex Rigola llega al Teatro de la Abadía

Irene Herrero Miguel
Juan Mayorga, Javier Cercas y Àlex Rigola han presentado '23F. Anatomía de un instante'. // Foto: Irene Herrero Miguel

Juan Mayorga, Javier Cercas y Àlex Rigola en el Teatro de la Abadía. // Foto: Irene Herrero Miguel

El escritor Javier Cercas, el director de escena Àlex Rigola y, el recién nombrado director de la Abadía, Juan Mayorga han presentado este viernes 23F. Anatomía de un instante. El próximo 23 de febrero, 41 años después de que el teniente coronel Tejero irrumpiese, pistola en mano, en el Congreso de los Diputados con la intención de perpetrar un golpe militar, llegará al Teatro de la Abadía esta pieza de teatro documental que parte del homónimo libro de Cercas.

Para el escritor, la adaptación de su «novela sin ficción» a la escena es una «locura de Àlex Rigola». En las más de 400 páginas que escribió Cercas sobre este acontecimiento, que él define como «mito fundacional de la democracia española», el autor se sirve de múltiples recursos y géneros para dibujar un mapa de versiones y elaborar un libro complejo que navega entre la crónica periodística, la novela y el ensayo ofreciendo el mismo suceso desde la mirada de los distintos actores. Todo un reto que Rigola, como viene siendo habitual en su trayectoria, no ha querido dejar pasar ya que, como indicó Cercas, «Rigola se la juega siempre con espectáculos de alto riesgo». El escritor no tuvo reparos a la hora de declarar su «aprecio y respeto» por el trabajo del director catalán y, según admitió, solamente le pidió una cosa: «que seas fiel a la verdad».

Un mito fundacional

Àlex Rigola firma la dirección de esta pieza protagonizada por Enric Auquer, Miranda Gas, Roser Vilajosana y el veterano Pep Cruz, el único del elenco que vivió de primera mano aquel golpe de Estado. Rigola continúa fiel a su tendencia de los últimos años y se despoja de artificios escénicos para presentar una narración en tercera persona a cuatro voces en la que los intérpretes relatan los acontecimientos y encarnan a los personajes de forma intercalada. Para el director la pieza se apoya sobre una cuestión importante «¿Quién se puso a defender la democracia?». «Recordemos que es un día en el que todos, o casi todos, se esconden detrás de sus escaño. No había gente en las plazas, no había nadie ocupando las universidades, ¿dónde nos situaríamos nosotros? Porque yo seguro que estaría debajo de la mesa.»

Àlex Rigola dirige esta propuesta sobre el libro de Javier Cercas. // Foto:Teatro del Abadía

Àlex Rigola dirige esta propuesta sobre el libro de Javier Cercas. // Foto:Teatro del Abadía

Uno de los puntos más controvertidos de la novela de Cercas es la figura del Rey emérito. «En el momento que se publicó en 2008 este libro fue leído por muchos como antisistema y antimonárquico. Hoy, doce años después, algunos lo leen exactamente al contrario, como un libro que está justificando al Rey. Ambas interpretaciones son obviamente falsas y estúpidas y delatan cómo ha cambiado este país».

Para el autor era fundamental indagar en el mito, «compuesto por verdades y mentiras, como todos los mitos», para extraer la verdad de los hechos históricos. En cuanto a cómo afectó a la monarquía de nuestro país, afirmó «este giro inédito: cambiar una dictadura por una democracia sin una guerra blindó al rey y nadie debería estar blindado». En este sentido acusó directamente a los medios de comunicación de no haber hecho bien su trabajo.

Primer acto de Juan Mayorga

Esta ha sido la primera comparecencia pública de Juan Mayorga como director del Teatro de la Abadía desde su nombramiento hace un par de semanas. Aunque quedaba implícito el interés de todos los periodistas por conocer el futuro que el dramaturgo propone para esta casa, uno de los pilares de las artes escénicas de la ciudad, Mayorga prefirió no contestar, por ahora, a estas cuestiones para no robar un titular a los protagonistas del acto «en el normalmente escaso espacio que tiene la comunicación cultural» .

Si bien no entró a detallar dónde va a ponerse el foco en la programación del Teatro de la Abadía ni confirmó si, como otros directores de teatros, va a dirigir sus propios montajes, sí destacó «afrontar este encargo con responsabilidad, alegría e ilusión». Para el dramaturgo, la Abadía es uno de los «teatros más bellos del mundo» y afirmo que, como director de la institución, procurará convocar las mismas fuerzas que lo inspiran como autor: «acción, emoción, poesía y pensamiento».

Irene Herrero Miguel / @ireneherreromi

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario