HASTA EL 23 DE DICIEMBRE

La actriz Laia Marull protagoniza ‘El peso de un cuerpo’ en el teatro Valle-Inclán

El realismo más crudo dialoga con el humor en esta obra que ahonda en la cuestión del envejecimiento en la sociedad actual y lo que supone hacerse cargo de alguien

Mariajo López
Imagen de El peso de un cuerpo de Victoria Szpunberg en el Teatro Valle-Inclan

Laia Marull interpreta el papel de Ola en ‘El peso de un cuerpo’ en el teatro Valle-Inclán.

El Teatro Valle-Inclán acoge el estreno en castellano de El peso de un cuerpo, de Victoria Szpunberg, entre el 30 de noviembre y el 23 de diciembre. La pieza se estrenó el pasado febrero en Rubí (Barcelona) y desde entonces ha girado por múltiples salas catalanas, incluido el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), donde hizo temporada. Además, cuenta con cinco nominaciones a los Premios Butaca 2022 y tres a los Premios Teatre Barcelona 2022.

El montaje, protagonizado por la actriz Laia Marull, ahonda en la cuestión de envejecer en nuestra sociedad actual, así como en lo que supone hacerse cargo de alguien. Es la historia de una mujer cuyo padre sufre un ictus y ella se tiene que hacer cargo de él porque queda totalmente dependiente, enfrentándose a toda una serie de circunstancias adversas, tanto de carácter económico e institucional como emocional.

Acompañan a Marull en el reparto David Marcé, Carles Pedragosa y Sabina Witt. Tanto los actores y actrices como el espectáculo han recibido excelentes calificativos por parte de la crítica catalana.

Teatro con alcance político, social y moral

Entre las cuestiones que plantea la propuesta, surgen reflexiones con un profundo alcance político, social e incluso moral. «¿Qué sentido tiene mantener un cuerpo con vida, el cuerpo de una persona que ha perdido las facultades básicas? ¿Cuándo se considera que una vida deja de ser digna? ¿Cómo asumir la decadencia de los progenitores y cómo hacer coexistir el amor con la carga emocional y económica que supone esta experiencia? Y ¿cuál es la respuesta del Estado?»

La autora y directora, Victoria Szpunberg, explica que la obra está basada en una experiencia personal. “Empecé a escribir El peso de un cuerpo antes de que mi padre nos dejara definitivamente (…), en un momento de bastante estrés emocional, y también económico. Esta vivencia personal (el acompañamiento de una persona querida que sufre una degeneración neuronal y física) me dio a conocer un problema que también es social y que seguro que mucha gente ha vivido”.

Victoria Szpunberg: «La escritura surge de la necesidad de canalizar cierto dolor»

«La escritura surge de la necesidad de canalizar cierto dolor», afirma Spunzberg aclarando que no se trata de una propuesta autobiográfica. «En cualquier caso, he utilizado la ficción teatral, la imaginación, para poder transmitir una historia que, más allá del mundo íntimo y familiar, tiene un eco social y existencial», añade.

Imagen de El peso de un cuerpo de Victoria Szpunberg en el Teatro Valle-Inclan

El realismo más crudo dialoga con el juego teatral, el humor y la imaginación en ‘El peso de un cuerpo’.

A pesar de la dureza de la historia, la directora propone una puesta en escena “multidisciplinar, que combina texto dramático, música en directo y proyecciones, en la que el realismo más crudo y actual dialoga con el juego teatral, el humor y la imaginación”. Una “celebración de la vida”, en definitiva, que constituye “un homenaje a la gente que queremos y que nos deja”, concluye Szpunberg.

Más información y venta de entradas:

 

 

Escrito por
Mariajo López TWITTER

Periodista especializada en comunicación cultural y artes escénicas. Redactora jefa de la Revista de TeatroMadrid.

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario
¡Enlace copiado!