Daniel Diges: «`Cineman´ es un show bastante espiritual que va a ayudar a despertar muchas mentes»

Irene Herrero Miguel

El polifacético actor y cantante Daniel Diges presenta su nuevo espectáculo Cineman el próximo 7 de marzo en el Teatro La Estación – Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío. En este show, escrito por Dani Alés y dirigido por Gabriel Olivares, en el plano escénico, y Pablo Navarro, en la línea musical, el artista está acompañado de una Orquesta Sinfónica y un coro de 20 niños de la Escuela Marand. Hablamos con Daniel Diges sobre este espectáculo divertido y fresco en el que promete mostrarse tal como es.

Entrevista a Daniel Diges

¿Qué es Cineman sinfónico?

Daniel Diges: El tema principal son las bandas sonoras más importantes del cine mundial. Yo voy contando mi historia según las canciones que voy a cantar. Todo ello con mucho humor, con un guión de Dani Alés, que trabaja para muchos monologuistas de comedia. Hemos partido de ese tipo de guión, de comedia, y lo hemos teatralizado para contar una historia.

En la obra hablas de tu relación con el cine, ¿cómo empieza esta historia?

D.D. Bueno, yo cuento todas mis experiencias: lo que quería ser de pequeño, las películas que me gustaban, por qué me vibran tanto esas películas… Es un poco de cómo el cine nos hace ser quienes somos, cómo nos ha condicionado el tipo de películas hemos visto, la música… Seguramente hay música que has oído en una película cuando tenías tres años y casi no te acuerdas de la canción, pero te ha llegado y ahora vibras ahí. Al final Cineman es un show bastante espiritual que va a ayudar a a despertar muchas mentes. Es un show con un mensaje muy, muy bonito que habla constantemente de que no hay que rendirse. Utilizamos pantallas enormes, vamos a estar con 20 músicos y con 20 niños cantando. Es un show a lo Hugh Jackman, pero español (se ríe). Estamos muy contentos, la verdad.

«Me gusta mucho contar historias, transmitir lo que siento y poder dar a la gente algo para que se lleve a casa»

¿Y qué tal llevas estar solo? Porque estás muy bien rodeado, pero al final tú eres el centro del espectáculo, ¿cómo llevas salir al escenario y sostener llevar la batuta.

D.D. Bueno, es lo que he hecho siempre. Al final, en los musicales, si eres el protagonista, como era en Kinky Boots, por ejemplo, llevas tú todo el peso. Tengo 40 años, pues desde los 25 años creo que estoy haciendo protagonistas en musicales y después he hecho ya varios shows donde llevaba yo también la batuta. Es muy bonito, muy gratificante y al final es ser el que cuenta la historia. A mí me gusta mucho contar historias, transmitir lo que siento y poder dar a la gente algo para que se lleve a casa en todo lo que hago.

¿Por qué es importante el humor para la propuesta? ¿Por qué habéis elegido hacerlo desde ahí?

D.D. Bueno, a mí es que me encanta el humor. Yo siempre he vibrado mucho en ese tipo de humor, más de monologuista. Siempre lo he metido en mis shows, pero no había llegado a darle la forma que quería. Realmente no todo el guión es humor, hay momentos más íntimos donde cuento mis historias. Yo creo que es como una montaña rusa este show. Van pasando muchas cosas con el hilo conductor de las películas. Cantamos ‘Cinema Paradiso’, ‘La vida es bella’, ‘El gran showman’, ‘La La Land’… son canciones que son emblemáticas.

Y esto de hablar de cine sobre las tablas¿no es un poco traicionar al teatro?

D.D. No, hombre, no (se ríe). Además, yo creo que el cine, el teatro y el musical están muy conectados. Muchas de las cosas que canto están conectadas con mi relación con los musicales. Es una cosa que digo al principio: está todo muy relacionado. ‘Los miserable’, por ejemplo, se ha hecho en cine, en teatro… Mil películas se han hecho en cine, en teatro… Al final el cine musical tiene que ver con el teatro. Es la misma manera de transmitir.

«Para mí el mayor reto es conseguir que la gente se vaya con un subidón a casa»

¿Cuál es para ti el mayor reto del espectáculo?

D.D. Bueno, para mí el mayor reto es conseguir que la gente se vaya con un subidón a casa, con un gran mensaje, que se lo pase bien, que se divierta, que se ría, poder llegar a los corazoncitos y a las almas de la gente con cosas que contamos y decimos. Eso es lo que más me apetece.

Has hablado de 20 músicos, 20 niños, el director… ¿Cómo está siendo el trabajo con el equipo?

D.D. Al principio cada uno ha estado haciendo su trabajo por su cuenta. Este show lo empezamos a escribir en marzo, mayo del año pasado. Ha sido un show que se ha ido cocinando muy poquito a poquito. Lo íbamos a sacar el año pasado, pero como salió ‘Kinky Boots’ lo paramos, aunque seguimos ensayando un día a la semana. Quedábamos con el guionista, quedábamos Gabriel y yo… Ha sido una experiencia impresionante trabajar con Gabriel Olivares. Es un show que se ha hecho con muchísimo cariño y con mucho tiempo.

Y ya para terminar te voy a poner unas situaciones y tú nos recomiendas una peli ¿te parece? Pueden ser de las que hablas en el espectáculo o alguna que te haya marcado a ti de forma especial. Vamos con una película para un día duro, un mal día. 

D.D. ¿Para un mal día? Pues yo qué sé… Una divertida, una de Disney, una tipo `Toy Story`. Para un mal día: ‘Toy Story’.

¿Y para un día confinado?

D.D. Un ‘Forrest Gump’.

Para una primera cita.

D.D. ¡Uh! (se ríe) Para una primera cita, una de miedo. ‘REC’, por ejemplo, para que estés abrazadito.

Una película para aprender algo nuevo.

D.D. Jo, es que en todas se aprenden cosas nuevas, la verdad. Pues mira, la de ‘Cinema Paradiso’ es muy bonita o ‘La vida es bella’.

¿Una película para ver las cosas de otra manera?

D.D. ‘El diario de Noa’. Esa me encanta.

Muchas gracias por tus recomendaciones. ¿Tienes ganas de estrenar o eres de los que prefieren seguir ensayando?

D.D. Hombre, a ver, yo me lo paso muy bien en los ensayos, pero en este caso tengo muchísimas ganas de estrenarlo. Es que, ¿sabes qué pasa? Que son estos espectáculos que como estás hablando tú solo, ya llega un momento en que necesitas el público, porque al final es una conversación. Me paso el día teniendo esa conversación con Gabriel, pero a que me apetece tener público y ver cómo funcionan los chistes, los momentos dramáticos… Necesito ya al público para sentirlo.

Irene Herrero Miguel / @ireneherreromi

Artículos relacionados
Comentarios
Sé el primero en dejar tu comentario